Los precios de las viviendas están ahora en máximos históricos en puntos de la Costa del Sol como Málaga, y algo de ello tenga que ver con el tipo de interés que existe sobre esa zona aún en pandemia, tanto a nivel nacional como también internacional.

Según datos del Colegio de Registradores de los Agentes de Propiedad Inmobiliaria, las compras de viviendas por foráneos cayeron a nivel general en España y, como informó ya este medio, solo subieron tanto en términos relativos como absolutos en puntos de la España vacía como Castilla y León y Extremadura.

Sin embargo, los datos, a los que ha tenido acceso Vozpópuli, también muestran que las inversiones en viviendas más elevadas proceden de Suecia (más de 5.000 euros por metro cuadrado) y que estas se han concentrado en puntos costeros, principalmente, la Costa del Sol y, en particular, Marbella.

Casas más caras

Atendiendo a la información recogida por los registradores, los suecos se hicieron con 2.146 casas en 2020, frente a las 2.815 de 2019, una caída en línea con la mayoría de las demás procedencias.

Sin embargo, el precio medio de las operaciones experimentó, en 2020, el mayor incremento entre todas las nacionalidades extranjeras: pasó de 4.490 euros a 5.322, la mayor cifra media histórica para una procedencia foránea -el récord anterior era de los estadounidenses, de 5.282 euros por metro cuadrado en 2019.

Desde 2013, los suecos acumulan 26.493 viviendas declaradas en la Costa del Sol y Valencia, más que los italianos, rusos o chinos en toda España

El podio de inversión media en 2020 lo completaron los alemanes (con 4.668 euros/metro cuadrado) y los noruegos (4.662 euros). Los alemanes ganaron en cuota total (7,8%), quedando por detrás del Reino Unido (13,1%) y Francia (que también subió, hasta el 8,2%), y por delante de Bélgica (que escaló hasta el 6,4%) y Suecia (que ascendió al 4,6%). Fuera de la Costa del Sol, Baleares y Valencia, Barcelona y Madrid volvieron a ser los epicentros.

Nótese en este punto que Suecia y Bélgica son los países que más compradores aportan si se tiene en cuenta que son los estados con menos habitantes (10 y 11 millones respectivamente). Las operaciones de los suecos, en suma, se distribuyen fundamentalmente entre la Costa del Sol y Valencia.

Viviendas de lujo y ahorro fiscal

Fuentes del sector en el mercado marbellí destacan que el 'boom' del teletrabajo provocado por la pandemia ha creado el marco para un nuevo impulso de la inversión escandinava en la Costa del Sol.

Esta demanda revitalizada por la covid presenta una mayor querencia por viviendas más grandes, de más de 100 metros cuadrados, algo también constatado por los registradores.

Suecia es un país con una carga fiscal mayor que la de España, en el top europeo, con el matiz de que la renta per cápita allí es considerablemente superior a la española

Una de estas fuentes, de hecho, incide en que algunas de estas operaciones persiguen, por un lado, un refugio ideal de cara a nuevas pandemias y/o una inversión en una futura vivienda para el alquiler en la zona con mejor sol de España. Por otro, un ahorro fiscal frente a la carga impositiva que supone vivir en Suecia.

Tal y como recogen los analistas de la Fundación de las Cajas de Ahorros, se trata de un país con una carga fiscal mayor que la de España, en el top europeo, con el matiz de que la renta per cápita allí es considerablemente superior a la española.

El precio, en máximo histórico

Paralelamente, como informó ya este medio, el abundante ahorro acumulado que ha supuesto la covid ha llevado también a compradores nacionales a invertir en un valor refugio como lo son las viviendas en una de las zonas más codiciadas en Europa.

Esto último también ha contribuido a que el precio de las viviendas haya rebasado, el pasado mes de mayo, su máximo histórico en la provincia de Málaga según de los registros de Idealista, el mayor portal de anuncios del mercado.

VIVIENDAS
Las viviendas de alquiler asequible que hacen falta en España. Atlas-Gesvalt.

El Banco de España llegó a sugerir recientemente que el incremento del precio de la vivienda, en especial, de alquiler en España desde 2013, podría tener que ver con el influjo sobre el mercado de la inversión desde procedencias más ricas que la del ciudadano español.