El sector del transporte está en plena transformación influenciado por la movilidad eléctrica, sobre todo el relacionado con el denominado de 'última milla', es decir, el que se realiza en interior de las ciudades. De hecho, el 83% de los usuarios de este tipo de furgonetas recorren menos de 200 kilómetros diarios y el 44% nunca superan los 300 Kilómetros al día.

De ahí que poco a poco las marcas vayan ofreciendo variantes 100% eléctricas para este tipo de servicios, y PSA, uno de los grupos automovilísticos de mayor relevancia en este campo ofrezca en modelos como las conocidas ë-Jumpy de Citroën o Vivaro-e de Opel interesantes versiones que cumplen a la perfección en ciudad y alrededores pero que permiten con sus amplias autonomías llevar sus recorridos lejos incluso.

El ë-Jumpy supone el primer paso en la electrificación de la gama Citroën de vehículos comerciales, una marca líder histórica de este mercado, con una cuota de casi el 17% en 2020, además de dotar de una alternativa “cero emisiones” al Jumpy, que fue el furgón más vendido en España el año pasado. Un modelo que comparte estructura con el Opel Vivaro-e.

La ë-Jumpy supera en ciudad los 300 km de autonomía

Citroën, desde hace décadas referente en el mercado de vehículos comerciales y creadora de los primeros furgones de tamaño medio, los Citroën TUB y los Citroën Tipo H, que vieron la luz en los años 30 y 40, lleva ahora su estrategia de electrificación a los vehículos comerciales. El objetivo de electrificar toda la gama de vehículos comerciales Citroën en 2021 coincide con una mayor receptividad del mercado a los furgones eléctricos por factores como las restricciones de acceso al centro de las grandes ciudades, el incremento del comercio electrónico y la distribución de “última milla” y el compromiso cada vez mayor de las empresas con el medio ambiente o la calidad del aire.

Como en la gama de combustión, el ë-Jumpy ofrece tres  longitudes diferentes, desde 4,60 metros en el modelo XS a los 5,30 metros de la XL. Entre ambas, la versión M con 4,95 metros.  En las dos más grandes se puede elegir entre dos niveles de autonomía, con un kilometraje más que suficiente para cubrir los trayectos que se realizan diariamente. Así, las versiones con batería de 50 kWh ofrecen una autonomía de 230 Kilómetros WLTP mientras que la batería de 75 kWh permite cubrir rutas de hasta 330 Kilómetros.

En ambos casos, las prestaciones son idénticas, y tanto el ë-Jumpy como el Vivaro-e desarrollan una potencia de 136 CV y un par motor de 260 Nm. Al volante, ofrecen tres modos de conducción, pensados para responder a todo tipo de situaciones. Así, el modo normal asegura un equilibrio perfecto entre autonomía, confort y rendimiento. Si se necesita apurar la autonomía, el modo Eco optimiza el consumo de energía para llegar más lejos. En recorridos en los que el ë-Jumpy está cargado hasta los topes, el modo Power permite disfrutar de las mismas prestaciones que las que se logran viajando con el furgón vacío.

Tras una semana a sus mandos y varias recargas completas realizadas, la autonomía en ciudad en las versiones de batería grande de 75 kWh asegura con facilidad los 300 kilómetros en una conducción más o menos eficiente. Hay distintos modos de recarga posibles, en una doméstica para una recarga 100% con una toma de 11 kW entre 5 y 7 horas. Con una toma de 7,4 kW de 7,5 a 11 horas. En un punto de carga público admite un cargador de alta velocidad de 100 kW, con tiempos hasta el 80% en 30 minutos para la batería de 50 kWh y 45 minutos para la de 75 kWh.

Con la ausencia de vibraciones y ruidos, la movilidad resulta muy agradable. La Vivaro-e como la ë-Jumpy dispone de muelles de rigidez variable y Amortiguación Variable Dependiente de la Carga (AMVAC), un sistema pasivo que permite adaptar la amortiguación en función de la distancia al suelo del vehículo. A pesar del mayor peso por las baterías, esta combinación le permite ofrecer una buena precisión de conducción, asegurando una amortiguación firme para moverse en carretera con agilidad y seguridad. Porque en equipamiento de seguridad no tiene nada que envidiar a un turismo de gama alta, y cuenta con hasta 15 ayudas a la conducción, entre ellos el Active Safety Brake, Ayuda a la salida en pendiente (hill assist), Alerta de atención del conductor, Alerta de cambio involuntario de carril o Alerta anticolisión.

FICHA TÉCNICA:

MOTOR: Eléctrico de corriente alterna BATERÍA: De iones de litio de 50/75 kWh POTENCIA MAXIMA: 136 CV Par máximo: 260 Nm Tracción: Delantera Caja de cambios: Automático de relaciones contínuas Vel. máxima: 130 km/h Acel. 0 a 100 km/h.: 7,6 seg Dimensiones: 4.609 / 1.920 / 1.905 mm Capacidad de carga: 5,1 m3 Peso: 1.543 kg Autonomía en ciudad: 230/330 km PRECIO DESDE: Citroen ë-Jumpy XS 34.100 euros / Opel Vivaro-e: 34.750 euros