El Gobierno está trabajando en la reforma de las pensiones y entre las medidas que baraja está la prohibición de la jubilación forzosa y la creación de algunos incentivos para fomentar que la gente trabaje más allá de la edad de jubilación. Sin embargo, estas medidas, que servirán para que el sistema sea más sostenible, van en contra de los intereses de algunas empresas.

En el vídeo que precede a estas líneas, la redactora de Vozpópuli Alejandra Olcese explica por qué estas medidas no interesan a las empresas y qué pueden hacer para evitarlo.