Un año más, los destinos más demandados por los españoles para las vacaciones de verano son nacionales. La pandemia de covid-19 ha vuelto a impulsar el turismo dentro de nuestro territorio debido en gran parte a medidas sanitarias como la cuarentena que muchos países establecen para los viajeros.

Según datos facilitados por la agencia de viajes online Destinia, el 88% de las reservas hechas para viajar entre el 1 de julio y el 31 de agosto son de españoles, mientras que un 5% son de franceses. Los destinos de playa se sitúan entre los favoritos para las vacaciones estivales, siendo Benidorm y Salou (4%) los preferidos seguidos de Barcelona (3%).

La preferencia por los viajes dentro de nuestras fronteras también la reflejan los datos recogidos por la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV), que apunta que el 40% de las reservas en agencias son para destinos nacionales. "Los que más ocupación alcanzan son la costa andaluza, Levante y el turismo interior", añaden a preguntas de Vozpópuli.

Los viajes internacionales empiezan a reactivarse, pero de manera muy lenta"

A nivel provincial, Málaga y Tarragona, con un 8% cada una del total de reservas, son las preferidas seguidas de Alicante (7%). Les sigue de cerca el turismo insular: Tenerife y Gran Canaria suman el 5% cada una, tal y como explican desde Destinia.

"Los viajes internacionales empiezan a reactivarse, pero de manera muy lenta", señalan desde CEAV con la mirada puesta en el certificado covid digital, con el que esperan que la gente se anime a hacer turismo fuera de nuestro territorio. Para los que sí optan por viajar a otros países este verano a pesar de la pandemia, Maldivas, El Caribe y Grecia son los destinos más demandados.

Descienden un 10% los viajes por Europa

En comparación con 2019, y según un estudio realizado por Securitas Direct con Sondea, los viajes por Europa para este periodo descienden un 10%, siendo el destino favorito únicamente para el 9,11% de los 2.000 encuestados de entre 30 a 65 años de edad.

En cuanto al gasto, los españoles planean gastar de media en sus vacaciones estivales un 20% más que en 2020. En concreto, tienen intención de gastar una media de 1.015 euros frente a los 848 euros del verano pasado tal y como aseguran desde El Observatorio Cetelem.

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) publicados en marzo de este año, en 2020 los españoles realizaron un total de 101,5 millones de viajes, un 47,6% menos que el año anterior. Ante la mejora de los datos epidemiológicos y las buenas cifras de vacunación de nuestro país —un 29,4% de la población ha recibido la pauta completa y un 47,8% al menos una dosis— la esperanza de recuperación para el sector está puesta en este verano.