El comprador español está cambiando sus prioridades en lo que a fuentes de energía se refiere. Si el diésel ha sido la clara elección durante décadas llegando en algunos segmentos a copar hasta el 70% de las matriculaciones y siempre en el mercado global estando muy por encima del 50%, en los últimos años se está desinflando el interés por este tipo de motores tan eficientes hoy en día, pero a los que la legislación europea en materia de emisiones, los mensajes realizados por diversos ministros contrarios al diésel y la irrupción de las nuevas tecnologías está terminando de dar la puntilla a un motor que sigue siendo imbatible hoy en día cuando de cubrir largas distancias se refiere.

Y entre las nuevas tecnologías, destaca la cada vez mayor relevancia de los turismos híbridos en sus diferentes variedades, incluidas aquellas que funcionan con gas natural (GNC) o con gas licuado (GLP), que no dejan de ser modelos híbridos capaces de funcionar con gasolina o con gas pero cuyos precios son sin duda mucho más asequibles que los eléctricos o los cada vez más demandados híbridos enchufables.

Así, los coches híbridos de gasolina y los de AutoGas son los vehículos de energías alternativas (VEAs) más demandados por los españoles en los cuatro primeros meses de 2021. Estas dos alternativas de combustión con bajas emisiones (ambos con etiqueta ECO) siguen siendo el principal ‘motor de ventas’ de este tipo de vehículos tras la covid, y acumulan más matriculaciones que los de etiqueta Cero.

Datos ventas fuentes de energía alternativas en España. MSI

Hasta el pasado mes de mayo, las ventas acumuladas en 2021 de vehículos híbridos de gasolina (54.117) y las de vehículos a gas (6.548), ambos con etiqueta ECO, sumaban 60.665 matriculaciones; 5,6 veces más que el total de los vehículos con etiqueta 0 de los híbridos enchufables y los eléctricos puros (17.123).

Crecen también las adaptaciones

La recuperación más rápida es la del segmento de vehículos de bajas emisiones a gas (GLP+GNV), con un aumento de las matriculaciones en el primer cuatrimestre del año del 260% respecto a los cuatro primeros meses de 2020, igualando prácticamente las ventas de vehículos eléctricos (6.933). Las dos principales alternativas ECO elegidas por los conductores españoles, híbridos de gasolina y AutoGas, acaparan el 66,43% de todas las matriculaciones de VEAs entre enero y abril.

La principal ventaja de los híbridos de gasolina y los de GLP Auto es su amplia red de repostaje y su sencilla tecnología que permite precios muchas veces similares a los diésel o gasolina convencionales. Los híbridos de gasolina repostan en cualquiera de las más de 11.000 estaciones de servicio que hay en España, y de ellas más de 700 tienen surtidores de AutoGas, de las cuales más de 400 son de Repsol, una de las energéticas que más apuesta por esta tecnología. A la facilidad de repostaje se suma la elevada autonomía de los turismos AutoGas que, si en el caso de los híbridos ronda los 600 kilómetros, en los de gas pueden superar los mil gracias al doble depósito de gasolina y AutoGas.

Al aumento de las matriculaciones de vehículos nuevos AutoGas hay que añadir las adaptaciones de vehículos gasolina a esta tecnología, un segmento en crecimiento y que permite por unos 1.300 euros de media convertir un vehículo de motor de gasolina con normativa europea Euro 4, Euro 5 y Euro 6 en un coche bifuel con etiqueta ECO de la DGT. En los últimos dos años se han transformado a AutoGas más de 8.500 vehículos de gasolina, situando el parque total de este tipo de vehículos con etiqueta ECO en torno a las 155.000 unidades en nuestro país.