El fondo de inversión estadounidense Värde Partners ultima la venta del hotel Apolo de Barcelona a su homólogo canadiense Brookfield por 96 millones de euros, según ha podido saber Vozpópuli.

Actualmente, el establecimiento está gestionado por la cadena española Meliá, bajo su marca de hoteles urbanos Tryp. Está ubicado en la Avenida del Paralelo de la Ciudad Condal y cuenta con 314 habitaciones y cuatro estrellas.

El hotel Apolo de Barcelona se puso en venta a principios de este año, en febrero, con una valoración inicial de entre 80 millones y 90 millones de euros. Sin embargo, la consultora CBRE, quien lleva la operación, ha acordado con el fondo Brookfield una subida en el precio, hasta los 96 millones.

Además de Brookfield, otros tres inversores habían presentado ofertas por el activo y estaban como finalistas en la puja: los británicos Henderson Park y Schroders, y la francesa Covivio. No obstante, fuentes cercanas a la operación aseguran a Vozpópuli que la de la multinacional canadiense es la favorita.

Meliá deja la gestión del hotel Apolo

El hotel, que actualmente está operado por la cadena Meliá Hotels International, pasará a manos de una gestora propiedad de Brookfield especializada en apartahoteles, Edyn Group. De esta forma, el objetivo del fondo pasa por cambiar el concepto del establecimiento bajo la marca Locke.

Brookfield pretende invertir otros 50 millones en reconvertir el activo, con una apuesta potente por la restauración, el lifestyle y las experiencias dentro del establecimiento; por lo que el desembolso total podría ascender a 150 millones de euros, según ha podido saber este medio.

La compañía canadiense con sede en Toronto fundada en 1899 por William Mackenzie está entre los cinco principales fondos de inversión inmobiliaria del mundo y cuenta con cerca de 600.000 millones de dólares bajo gestión.

Brookfield también está en la puja por la cadena de hoteles Selenta, en la que compite con la banca de inversión Goldman Sachs y la alianza entre el fondo de inversión Bain Capital y la inmobiliaria Stoneweg. Hay que recordar que Selenta ya vendió el Nobu de Barcelona al fondo ASG por unos 100 millones.

Auge de las operaciones hoteleras

Brookfield se sube a la ola de compraventas de hoteles en España ante las oportunidades que ha dejado la crisis causada por la covid-19. La pasada semana, Meliá cerró la venta a Bankinter Investment del 92,5% de una sociedad propietaria de ocho hoteles por 203,9 millones de euros.

NH Hotel Group también ha firmado la venta del Gran Hotel Calderón de Barcelona con LaSalle Investment Management (filial independiente de la consultora de inversiones inmobiliarias JLL) por 125,5 millones de euros.

Además, Único Hotels, la cadena de Pau Guardans, ha llegado a un acuerdo con Schroders Capital Real Estate Hotels para el traspaso del Grand Hotel Central por 93 millones de euros. El propietario puso a la venta el inmueble el pasado mes de febrero, como avanzó en exclusiva Vozpópuli.