Bruselas quiere modificar las normas sobre los permisos de despegue y aterrizaje de los aviones (llamados 'slots') para ayudar al sector de la aviación a afrontar el impacto de la epidemia de coronavirus, un riesgo al que hacen frente las aerolíneas al reducir su capacidad, tal y como informó Vozpópuli.

La caída temporal del turismo ha obligado a estas compañías a adaptar su capacidad -reduciendo frecuencias, cerrando rutas y dejando aviones en tierra-, lo que podría acarrear la pérdida definitiva de los slots o franjas horarias que tienen atribuidas las aerolíneas para despegar y aterrizar en un aeropuerto y, de esta forma, operar los vuelos. 

La presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, ha reconocido este martes que "muchos sectores ya están sufriendo (el impacto del virus), por ejemplo, la aviación", por lo que plantea proponer normas "temporales" sobre la asignación de los slots de aterrizaje y despegue para evitar los llamados vuelos "fantasma", que las aerolíneas operan casi vacíos para no perder sus permisos.

La Asociación Española de Coordinación y Facilitación de Franjas Horarias (AECFA) es el regulador estatal encargado de retirar y/o otorgar estos derechos. Anualmente hace una revisión del uso que hacen las compañías aéreas de las franjas horarias, teniendo éstas que demostrar que "las han utilizado como mínimo el 80% del tiempo durante el periodo de programación para el que ha sido asignada". 

Esto puede provocar que las compañías aéreas incumplan el porcentaje y, consecuentemente, pierdan esas franjas horarias para la próxima temporada de invierno, que comienza en el mes de noviembre y finaliza en marzo. La AECFA puede retirarles esos slots y cedérselos a otras compañías a través de subasta. 

La patronal mundial de las aerolíneas, la Asociación de Transporte Aéreos Internacional (IATA), ya ha pedido a los reguladores que suspendan lar normas "de manera inmediata y durante la temporada 2020" ante la circunstancia excepcional del coronavirus.

Según sus datos, las aerolíneas van a reportar una reducción media del 26% en sus operaciones en comparación con el año pasado, con una caída del 108% en las reservas a Italia y ralentización de la demanda general. Lufthansa, por ejemplo, ya ha anunciado que reducirá su capacidad hasta el 50% por la epidemia. 

Ahora corresponde a la Comisión Europea -con acuerdo del Consejo y del Parlamento- proceder con una enmienda del reglamento de obligado incumplimiento. . "En ese momento será vinculante para los Estados miembros", aseguran fuentes de la AECFA.