El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, y el secretario general de CCOO, Unai Sordo, han mostrado su apoyo al presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, por las duras críticas vertidas hacia éste último después de hacer unas declaraciones a favor de los indultos a los líderes del 'procés'.

En concreto, el líder de UGT ha afirmado que "lo ocurrido con Garamendi ha sido un linchamiento indigno", a la vez que ha agregado que "tiene todo el derecho a pensar lo que es bueno y no tan bueno para el país". "Entrar en términos personales a mí me parece una indecencia absolutamente insoportable", ha proseguido.

Por otro lado, Sordo ha vertido críticas sobre la "derecha política mediática" a la que dice que se empieza a parecerse con la "Inquisición". "Un tema como los indultos puede dar pie a posiciones matizadas, matizables y plurales. Ya vale que en este país no se pueda decir nada", ha lamentado.

El líder de CCOO también ha señalado que hay altos responsables económicos del país que también buscan la estabilidad de España, y que el debate se "ha focalizado en la persona de Antonio Garamendi".

El representante de los empresarios afirmó en una entrevista el pasado jueves que los indultos a los condenados por el 1-O serían bienvenidos si llevan a "que las cosas se normalicen". Ahora, ha dejado claro que "siempre" ha "estado en la misma posición" y que la CEOE no va a "apoyar ni desapoyar [sic] los indultos".

Garamendi rompe a llorar

Después de casi una semana de duras críticas, El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi, no ha podido evitar el llanto en la inauguración de la Asamblea General de 2021 que ha celebrado este miércoles la organización, en la que ha asegurado estar viviendo días muy difíciles.

"Me parece una injusticia. Todos los que me conocéis sabéis que siempre he hablado del Estado de Derecho, del Imperio de la Ley, la Unidad de España, la Monarquía Parlamentaria... se está utilizando lo que he dicho en una entrevista, se ha cogido el rábano por las hojas, se ha cogido una parte de la entrevista que además no es literal. Da igual lo que haya dicho durante días y no vale para nada toda una vida", ha dicho el presidente de la patronal, visiblemente emocionado, después de romper a llorar al ser recibido con aplausos por los miembros de la CEOE.

Después de esas polémicas declaraciones, se conoció que el Gobierno había concedido al presidente de la CEOE la Gran Cruz del Mérito Militar con distintivo blanco. Esta condecoración se publicaba en el BOE 24 horas antes de que este diera apoyo público a los indultos que Sánchez ha concedido a los presos del procés.

"Nadie nos ha comprado", se defendía días después Garamendi en las jornadas financieras organizadas por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) en colaboración BBVA, que han tenido lugar en Santander.