El Juzgado de Primera Instancia número 46 de Madrid ha denegado la posibilidad de que el presidente de UBS, Axel Alfred Weber, y también el responsable de compensaciones de la entidad, Mark Shelton, declaren por videoconferencia en la vista oral del juicio por la demanda presentada por Andrea Orcel contra Santander, que se celebra mañana.

La declaración de ambos fue solicitada por la defensa de Andrea Orcel, que también pidió la de Roberto di Bernardini, exdirector de recursos humanos del banco. La defensa de Santander solicitó la declaración de Jaime Pérez Renovales, secretario del Consejo del banco. Ana Botín acudirá a declarar como representante del primer banco español.

De acuerdo a fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, el magistrado ha denegado la solicitud de Weber y Shelton, por lo que el miércoles tendrían que acudir ambos a los juzgados de Plaza de Castilla para declarar como testigos.

La vista oral del juicio prevista para el miércoles podría llegar a aplazarse si no acudieran los ejecutivos de UBS

Sin embargo, de acuerdo a fuentes conocedoras del proceso, no está claro ahora que los dos ejecutivos de UBS puedan desplazarse el miércoles a Madrid para declarar. Según las mismas fuentes consultadas, se abren de esta manera varios escenarios, incluyendo incluso la posibilidad de que la vista del miércoles sea aplazada.

El presidente de UBS, Axel Weber, segundo por la izquierda de la imagen, en el Foro de Davos de 2020. Europa Press.

El juez, consideran las fuentes consultadas, en el caso de que Weber y Shelton no pudieran acudir el miércoles, podría aplazar la vista; o citar a los dos ejecutivos del banco suizo para otro día.

En este caso, la lectura de las conclusiones por parte de los abogados, que estaba prevista también para el mismo miércoles, podría igualmente aplazarse, o que se retrasara únicamente la lectura de las conclusiones vinculadas a los testimonios ofrecidos por los ejecutivos de UBS.

"Habéis destruido mi carrera, mi reputación y me habéis infligido enormes pérdidas económicas", escribió Orcel a Jaime Pérez Renovales

Orcel presentó demanda contra Santander el 27 de mayo de 2019, admitida a trámite el 25 de junio de ese mismo año.

El exbanquero italiano reclama el cumplimiento del contrato, su incorporación al cargo para el que había sido contratado por Santander -consejero delegado- y, subsidiariamente, una indemnización de 112 millones de euros. El banquero italiano acompañó su demanda con extractos de conversaciones grabadas con Botín.

La principal controversia es sobre la naturaleza de la relación contractual entre Santander y Orcel. El banco, que comunicó el 25 de septiembre de 2018 a la CNMV y a los medios de comunicación el fichaje del banquero italiano como consejero delegado, defiende la existencia de "una carta oferta", y no de un contrato formal.

"Habéis destruido mi carrera, mi reputación y me habéis infligido enormes pérdidas económicas", escribió el 15 de enero de 2019 Andrea Orcel a Jaime Pérez Renovales.