Los empresarios del turismo dan un suspenso general al fondo de 11.000 millones de euros presentado por el Gobierno el pasado 12 de marzo, de los que 7.000 millones se entregarán a las comunidades autónomas para que concedan ayudas directas a empresas y autónomos. En la última encuesta empresarial de la Alianza para la excelencia turística (Exceltur) -que engloba a las empresas más importantes del sector- se califica este plan con un 3,9 sobre 10.

Para los empresarios, ningún aspecto de este Plan de Ayudas logra el aprobado. "El Plan de Ayudas directas aprobado por el Gobierno ha supuesto una decepción por su insuficiencia y falta de focalización sectorial prioritaria, ante la situación de emergencia específica y diferencial que sufren en mayor medida las empresas españolas que dependen del turismo", explica Exceltur.

Los empresarios representados por la patronal del turismo 'suspenden' con un 4,7 la finalidad de las ayudas para compensar gastos, con un 4,6 la transferencia de la gestión a las comunidades autónomas, y con un 4,4 el criterio de acceso en base a la caída de ingresos. También califican con un 3,8 los criterios territoriales de distribución, y con un 3,5 el plazo de entrega de las ayudas y la dotación total de las mismas. Finalmente, otorgan un 3,4 a los límites máximos de la ayuda a 200.000 euros.

Los encuestados consideran que no se presta suficiente atención a este sector tan importante para el tejido productivo del país, mientras se da derecho a las ayudas a ramas de actividad que "no estaban ni incluidas en el esquema especial de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), como por ejemplo la fabricación de cables de fibra óptica, las actividades de fotografía o la reparación de relojes y joyería, entre otras.

En este sentido, para los empresarios del turismo "se hace extraordinariamente urgente agilizar la llegada de las ayudas, establecer unos criterios comunes por CCAA de prioridad y reparto entre las empresas, incrementar su dotación insuficiente para el turismo, y aumentar el límite de 200.000 euros para inyectar liquidez en las medianas y grandes empresas, igualmente afectadas como las pymes".

Una de cada tres empresas destruidas son turísticas

Casi una de cada tres empresas destruidas por la pandemia de la covid-19 en España está relacionada con el turismo, el 29% del total de cierres registrados. Hasta febrero de 2021, han desaparecido 32.000 empresas turísticas, según revela Exceltur en base a las cuentas de cotización a la Seguridad Social.

La patronal turística advierte que estos datos son ya una realidad pese a que la moratoria concursal hasta diciembre de 2021 todavía no ha obligado a los administradores a iniciar dichos procesos concursales. "Ya empieza a verse una tendencia creciente de cierre de empresas que se puede acelerar si no llegan las ayudas directas en los próximos meses", comenta el vicepresidente de Exceltur, José Luis Zoreda.

España registrará este año el mayor número de quiebras de su historia si se mantiene la tendencia del primer trimestre del año, tal y como publicó Vozpópuli. En este periodo, el número de concursos de acreedores es superior al del mismo trimestre de 2013, cuando se contabilizó el mayor número de suspensiones de pagos registrado hasta ahora en el país.

En 2021, los empresarios turísticos sólo esperan recuperar el 52,5% de la actividad registrada en 2019

Expertos en materia concursal advierten que si ya entre enero y marzo el número de concursos declarados es alarmante a pesar de la moratoria concursal establecida, las cifras pueden dispararse en los próximos meses por el retraso de la recuperación, que cada vez se aleja más en el tiempo.

En el primer trimestre de este año, la actividad turística ha sufrido un desplome de casi un 80,4% respecto al mismo periodo de 2020 por las restricciones a los viajes. Además, Zoreda apunta que "lo peor es que la agonía del sector se va alargando y agravando, sin distinción entre pequeñas, medianas y grandes empresas".

En 2021, los empresarios turísticos consultados por Exceltur sólo esperan recuperar el 52,5% de la actividad registrada en 2019. Y eso contando con que la recuperación arranque en junio, con la eliminación de restricciones para viajar en España y en Europa. Para la recuperación total habrá que esperar al menos hasta 2023 (según el 51% de los encuestados).

Casi 841.000 empleos turísticos afectados

El descalabro del turismo se ha materializado en millones y millones de euros perdidos. En concreto, 116.402 millones menos de actividad turística en los doce meses de pandemia (entre abril de 2020 y marzo de 2021). Esta cuantía, según Exceltur, sería comparable al 70% del PIB de Grecia o al 56% del PIB de Portugal.

De ellos, 63.000 millones responden a la caída del turismo extranjero, una cifra superior al valor de todas las exportaciones españolas de coches en 2019 (44.000 millones) o a la importación de energía y materias primas (55.000 millones) en el año previo a la crisis del coronavirus.

En este sentido, durante los meses de pandemia se han visto afectados 841.436 empleos turísticos, entre Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) y desafiliaciones a la Seguridad Social. De ese total, a marzo de 2021 continuaban afectados 755.000 puestos de trabajo.

Las empresas turísticas denuncian que llevan entre 13 y 17 meses sin actividad ni ingresos y reclaman ayudas directas para sobrevivir. Para el sector, la extensión de los ERTE son necesarios pero no suficientes. Por eso exigen que se acelere el ritmo de vacunación, se facilite la movilidad al menos de los españoles y se establezca un mecanismo de inyección financiera urgente.