El gigante alemán TUI ha iniciado el procedimiento formal para llevar a cabo un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en España que afectará a un máximo de 180 empleados de una plantilla total de aproximadamente 1.300 trabajadores en nuestro país, según ha informado la propia compañía.

El turoperador se suma así a la oleada de despidos colectivos que se empiezan a negociar en el sector turístico español, pues el surgimiento de las nuevas cepas de coronavirus y los retrasos en las vacunaciones están asfixiando a cada vez más a las empresas, que no aguantan más tiempo sin actividad.

Las agencias de viajes, especialmente afectadas por esta crisis sanitaria, dieron el pistoletazo de salida a los ERE hace ya semanas. La primera fue Viajes Carrefour, que solo dejará en pie 21 de las 86 agencias del grupo. Así, mientras 57 trabajadores mantendrán su puesto de trabajo en la agencia de viajes, el resto, hasta 200, recibirán una oferta para ser recolocados en las tiendas.

Oleada de despidos

Tras esta empresa, otros grandes grupos de agencias de viajes también están negociando despidos masivos, como ha avanzado Vozpópuli. Es el caso de la W2M, la división de viajes de Iberostar, que ha cerrado un ERE para 246 empleados.

Logitravel también amenaza con acabar con parte su plantilla en España, tal y como avanzó Vozpópuli. Asimismo, uno de los principales buscadores de viajes online, Expedia, también negocia un ERE en España, donde cuenta con una plantilla de algo más de 200 empleados

En el sector hotelero, la gran cadena NH comunicó la semana pasada su intención de llevar a cabo un despido colectivo en sus servicios centrales y corporativos en España, ubicadas fundamentalmente en Madrid, que podría afectar a unos 300 empleados.

TUI ha informado de que ya se ha puesto en contacto con todas las partes interesadas y asegura que "durante todo el proceso se velará por el cumplimiento de las leyes y se respetarán todos los intereses en juego".