El mayor operador turístico del mundo, el alemán TUI, agradece que el Gobierno de España haya avanzado con "claridad" que España recibirá turistas extranjeros a partir de julio, pues hasta ahora las fechas eran una incógnita, lo que dificultaba la venta de viajes en otros países europeos en los que nuestro país es especialmente demandado, como Alemania o Reino Unido.

"Ahora podemos ofrecer viajes a nuestros clientes y planificar las vacaciones en Mallorca, en Canarias y en toda España", indica el CEO de la compañía, Fritz Joussel, en un comunicado, aunque también indica que este anuncio llega "después de Grecia, Chipre, Croacia y Bulgaria", algunos de ellos mercados mediterráneos que compiten directamente con España. 

El Gobierno alemán prevé levantar la recomendación general contra los viajes a cualquier país del mundo el 15 de junio y espera poder consensuar con sus socios europeos las condiciones necesarias para la activación del turismo. Así las cosas, con turistas preparados para disfrutar de sus vacaciones y algunos países abriendo sus puertas, los operadores de viajes, aerolíneas y hoteles calientan motores. 

"Ahora millones de turistas tienen la certeza de que las vacaciones de verano en España son posibles. Es una buena señal para muchas familias, pero también para las agencias de viajes que asesoran a los clientes sobre sus vacaciones. Después de Grecia, Chipre, Croacia y Bulgaria, España ahora también ha proporcionado claridad para el inicio de la temporada", señala el turoperador TUI.  

La 'ventaja' de Grecia

Grecia, con una oferta de 'sol y playa' también atractiva para los europeos y uno de los países de Europa menos afectados por la pandemia. En este sentido, su baja tasa de contagios se ha convertido en su mejor reclamo de cara al turismo. Con unos 170 fallecidos y menos de 2.800 casos, el país apenas ha sufrido la enfermedad al compararlo con sus vecinos mediterráneos España o Italia, gracias a que tomó medidas preventivas mucho antes. 

Este país asegura que recibirá vuelos internacionales desde el 1 de julio, sin cuarentena y estableciendo medidas de seguridad como que los viajeros dispongan de documentos que acrediten que no están contagiados y hacer controles de temperatura. A nivel nacional, los hoteles ya abrirán el 15 de junio para recibir a los primeros turistas.