El consejero delegado del turoperador alemán TUI, Sebastial Ebel, confía en que el turismo desde su país hacia Baleares comience a reactivarse a mediados de abril, una vez su Gobierno levante la calificación de zona de alto riesgo de covid-19 para las islas "en una o dos semanas".

Ebel ha hecho este pronóstico tras mantener una reunión con la presidenta del Govern balear, Francina Armengol, para abordar una estrategia común de cara a la recuperación del turismo en el archipiélago, que tienen en Alemania su principal mercado emisor.

El conseller Turismo, Iago Negueruela, que ha comparecido en rueda de prensa junto al máximo responsable de TUI, ha subrayado que Baleares es una de las regiones turísticas europeas "mejor posicionada" para recuperar la actividad por sus datos de incidencia acumulada (28 casos por 100.000 habitantes en la última semana), pero ha incidido al mismo tiempo en que se plantea una "desescalada lenta" para consolidar la contención de la pandemia.

Flujo "significativo"

Ebel ha declarado que le "sorprendería" que el Gobierno germano no rebajase el nivel de riesgo del archipiélago en breve, lo que supondría la supresión de la obligación de hacer cuarentena a la vuelta a Alemania, pero ha señalado que la posibilidad de que comience a haber un flujo "significativo" de turistas depende de las restricciones vigentes en el propio país.

Por ello no espera una reactivación efectiva hasta la segunda quincena de abril y principios de mayo, aunque su grupo, que dispone de su propia flota de aviones, está en disposición de incrementar la oferta de vuelos en una semana si aumenta la demanda.

Negueruela ha matizado que la estrategia del Govern balear, que no ha limitado la actividad turística pero sí la de negocios complementarios como la restauración y mantiene el toque de queda a las 22 horas, pasa por afianzar el freno de la pandemia con una desescalada pausada y centrar la promoción en la temporada de verano.

"Todos estamos pensando en los meses de junio, julio, agosto y septiembre (...). No se trata de empezar cuanto antes, sino de empezar bien", ha enfatizado.

"Optimista"

Negueruela ha indicado que la expectativa del Govern, en consonancia con TUI, es que el turismo se relance en verano con medidas de seguridad y buenas cifras epidemiológicas que den confianza a los clientes y tratar después de alargar al máximo la temporada.

En este sentido, Ebel ha asegurado que su empresa tiene capacidad para incrementar su oferta de cara a octubre, noviembre e incluso las vacaciones de Navidad.

Para ello será necesario avanzar en la campaña de vacunación, ha manifestado el ejecutivo alemán, quien ha reconocido su decepción por el inicio del proceso de inmunización pero se ha declarado "optimista" respecto al cumplimiento de las promesas de vacunación masiva de los gobiernos europeos.

"En dos o tres meses no tendremos este problema (...), quizá estemos hablando de cuantas veces nos vamos a vacunar al año", ha sostenido.

También ha abogado por la implantación de un pasaporte de vacunación que dé garantías sanitarias a la ciudadanía de los destinos turísticos como Baleares.

Respecto a las medidas establecidas en España para los viajeros de otros países ha abogado por la sustitución de la obligación de pruebas diagnósticas PCR por los test de antígenos, que son más ágiles.