El Tribunal de Cuentas ha abierto una causa a Paradores de Turismo de España S.A. por "pagos indebidos realizados en el Parador de Turismo de Segovia", según consta en el Boletín Oficial del Estado (BOE). La cadena hotelera pública detalla a Vozpópuli que esto "responde a una situación de la que Paradores fue víctima el año pasado". 

Según informa la empresa, en julio de 2019 "se detectaron movimientos irregulares en la contabilidad del Parador de Segovia". Entonces, el grupo "realizó una auditoría interna" con la que se concluyó que "se habían desviado alrededor de 14.000 euros" en este hotel. En este sentido, explica que fue el propio organismo el que denunció la situación ante las autoridades competentes para que iniciaran un expediente de alcance. 

Paradores señala así al jefe de administración del Parador de Segovia, quien presuntamente realizó estos desvíos de dinero. "Se despidió al responsable y en este momento hay otra persona ocupando el puesto de jefe de administración. La situación ha vuelto a la normalidad", sentencian. 

Por su parte, el Tribunal de Cuentas explica a este medio que la causa está todavía sin enjuiciar y se ha abierto un procedimiento en primera instancia para que se investiguen estas presuntas irregularidades. Ahora se ha emplazado a las partes para "comparecer en los autos, personándose en forma dentro del plazo de los nueve días siguientes a la publicación de este edicto".

Contra las resoluciones que son emitidas en primera instancia cabe interponer, ante la Sala de Justicia del Tribunal de Cuentas, un recurso de apelación. Finalmente, una vez que la sentencia sea firme, en cualquiera de sus instancias, se procederá a su ejecución, en caso de que sea condenatoria, otorgando un plazo para el ingreso del importe de la responsabilidad acreditada. 

Crecen los ingresos

Paradores cerró 2019 con un beneficio de 16,8 millones de euros, un 1,2% más que el año anterior, con unos ingresos de 265,5 millones de euros, lo que representa un incremento del 3%. Hace unos días, el presidente de la hotelera pública, Óscar López, dibujaba un panorama de crecimiento para los próximos años.

“El umbral mínimo que se pone Paradores para 2020 es cerrar con un crecimiento del 3,35% de los ingresos, hasta alcanzar los 274,4 millones de euros de facturación. En 2021 terminaremos el año por encima de los 280 millones de euros de ventas”, señalaba el presidente del grupo.

En su intervención en la convención anual de directivos, López marcó como principales objetivos "la eficiencia en el control del gasto y en la generación de ingresos gracias a la digitalización de Paradores y las inversiones en la conservación de sus edificios".