El número de trabajadores afectados por expedientes de regulación de empleo (ERE) autorizados por las autoridades laborales o comunicados a las mismas cayó un 1,3% en enero en comparación con el mismo mes de 2020, hasta sumar 4.909 afectados, de los que el 78,6% formaban parte de expedientes de reducción de jornada o suspensión de contrato, según datos del Ministerio de Trabajo, en los que se aprecia el impacto de la crisis del coronavirus y el uso de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE).

Los trabajadores en despidos colectivos bajaron un 58,4% en enero respecto a un año antes, con 1.051 trabajadores afectados, mientras que la cifra de trabajadores inmersos en procesos de suspensión de contrato o reducción de jornada aumentó casi un 60%, hasta los 3.858 empleados.

Las cifras sólo recogen los procedimientos de ámbito nacional, por lo que no se incluyen los expedientes presentados a autoridades provinciales o autonómicas. Además, Trabajo ha explicado que al no disponer íntegramente de su fuente de base, la publicación de la Estadística de Regulación de Empleo del mes de enero "ha sufrido modificaciones en cuanto a su formato habitual, adaptándose a los datos disponibles".

De los 4.909 trabajadores afectados por ERE en enero, un total de 1.805 estaban en procedimientos en los que la causa alegada fue la fuerza mayor, cifra que multiplica por casi cuatro la del mismo periodo del año pasado (461 afectados).

Los ERE por causas objetivas (económicas, técnicas, organizativas y de producción) afectaron a 3.104 trabajadores, cifra que supuso un descenso de 1.408 personas respecto a enero de 2020 (-31,2%).

Comercio y construcción

Por sectores, el comercio al por mayor y por menor, reparación vehículos de motor ha sido el más afectado por ERE en el primer mes del año (2.049), junto a construcción (951) y la industria manufacturera (589); mientras que el menor número se registró en la hostelería (10) o actividades inmobiliarias (15).

Por comunidades autónomas, la que registró en enero un mayor número de trabajadores afectados por regulaciones de empleo de ámbito nacional fue Cataluña (1.077), seguida de Asturias (987) y Madrid (860).

Tras estas regiones destacan Andalucía (502), Castilla y León (419), País Vasco (232), Baleares (153), Comunidad Valenciana (142) y Extremadura (135). Las menores cifras de afectados se dieron en Murcia (9), Cantabria (14) y La Rioja (17).

Trabajo ha explicado también que desde que se decretó en España el estado de alarma el día 14 de marzo de 2020, el número de procedimientos de regulación de empleo comunicados a las autoridades laborables se ha visto incrementado considerablemente, en concreto en cuanto al número de Expedientes de Regulación de Empleo Temporales (ERTE) generados.

Por este motivo, explica el Ministerio, no ha sido posible en la mayoría de los casos la remisión de información a la Subdirección General de Estadística y Análisis Sociolaboral, tal y como se establece en la orden por la que se adoptan disposiciones para la determinación de la forma y contenido de la información estadística.

Además, ha señalado que se ha ampliado el plazo para que las autoridades laborales remitan la información necesaria para elaborar la Estadística de Regulación de Empleo acorde a los cauces habituales, priorizando así el registro, tramitación y resolución de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) "indispensables para el acceso a las prestaciones correspondientes, frente a la remisión de información estadística".