Los sindicatos de Caixabank han consensuado una carta dirigida a los grupos parlamentarios del Congreso de los Diputados para emplazarles a que se involucren activamente para frenar el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que acometerá la entidad.

La representación sindical ha solicitado a la plantilla del banco que envíen dicha carta a los grupos parlamentarios, una acción que representa el comienzo de una serie de medidas que todos los sindicatos de Caixabank llevarán a cabo de manera conjunta para hacer frente al proceso por el que el banco planea despedir a 7.791 personas tras la integración de Bankia.

En su carta, los sindicatos explican que el banco quiere justificar el ERE por razones productivas y organizativas, al tiempo que destacan que al presidente "se le ha triplicado el salario". "La avaricia de unos pocos supone el despido de 8.300 personas y el recorte de salarios para el resto", denuncian.

"Les emplazamos a que se involucren activamente para frenar este proceso salvaje e injustificado y no permitan que les hagan cómplices del mismo", reza la misiva dirigida a todos los grupos con representación en el Congreso.