El caso Tous ha quedado archivado, pero el daño reputacional está hecho. Ese es el análisis que hacen en el entorno de la marca sobre el pleito que ha tenido en la Audiencia Nacional en el que ha demostrado que su método de producción de joyas es legal tras una denuncia presentada por Consujoya, una asociación del sector. En menos de una semana, el juez Santiago Pedraz ha dado carpetazo al asunto, pero la guerra no termina aquí.

Según explican las fuentes consultadas por Vozpópuli, Tous estudia ahora presentar una demanda contra Consujoya por competencia desleal y abuso de la figura de la acusación popular, fórmula usada por la asociación para personarse en el caso pese a que el juez no les ha exigido fianza para hacerlo. La marca ha declinado comentar esta información.

Y es que aunque el pleito de Tous en la Audiencia Nacional ha sido el único que ha ocupado portadas a nivel nacional, lo cierto es que la marca ha tenido más enfrentamientos con otros actores del gremio en Córdoba, de donde procede Consujoya, asociación constituida hace apenas unos meses y que, según publicó recientemente ABC, no figura en ningún registro de asociaciones.

El citado diario también detalla que en los últimos años Tous ha conseguido que condenen a varios joyeros locales por casos de plagio de sus productos, lo que acredita que el conflicto de la marca con los empresarios de la zona no es algo nuevo. No obstante, la joyería cordobesa también se ha anotado victorias frente a Tous, como cuando logró anular algunas de sus patentes hace unos años. En suma, un tira y afloja conocido en Córdoba que no ha explotado a nivel nacional hasta que ha saltado a Madrid.

Una guerra de una semana

A falta de que se concrete la nueva estrategia de Tous, Consujoya ha presentado un recurso contra la decisión de Pedraz de archivar la causa, según publicó El Independiente. El magistrado tomó esta decisión cinco días después de que Tous y Applus Laboratorios, la empresa encargada de validar la calidad de las joyas, negasen cualquier irregularidad. Desde el principio, la Asociación Española de Joyeros, Plateros y Relojeros se posicionó del lado de la marca catalana.

En un principio, la Fiscalía acusó a la marca de los delitos de publicidad engañosa, estafa continuada, falsedad en documento y corrupción en los negocios. Para esta batalla, Tous y Applus se pusieron en manos de los penalistas Óscar Morales (Uría Menéndez) y Víctor Mercedes (Baker McKenzie), respectivamente. Por su parte, la estrategia de Consujoya la ha diseñado la abogada Magdalena Entrenas (SANIVO Abogados), quien también ha actuado de portavoz ante los medios de comunicación.