El textil mejora previsiones y, pese a que todavía está muy por debajo de las ventas prepandemia, espera poder vender a lo largo del verano más que en el mismo periodo de 2020. No en vano, en junio ha estado muy cerca de igualar la facturación, situándola solo un 0,3% por debajo, según los datos que maneja la patronal del textil Acotex.

Aunque la caída acumulada anual de las ventas de textil respecto al ejercicio anterior se sitúa aún en el 29,8%, siempre en base a las cifras de la patronal, el impulso de las rebajas y la vuelta de las bodas y los eventos están empujando a las tiendas de ropa.

La cifra de junio, con la caída del 0,3%, "no es el mejor dato, pero es más o menos hacer lo que hicimos el año pasado, por lo que la caída empieza a frenarse", explica el presidente de Acotex, Eduardo Zamácola, en conversación con Vozpópuli. No en vano, la caída fue del 15,5% en mayo y del 30,2% en abril, -estas cifras respecto a 2019 por el cierre de tiendas de 2020-.

En esta línea, recuerda la patronal del textil, aunque las rebajas no son la mejor fórmula para recuperarse "por ser ventas sin margen", sí que están ayudando a que la caída de ventas protagonice una desaceleración. "Cada vez hay más eventos, han vuelto las bodas, y la gente va a comprarse ropa", reconoce Zamácola.

Si estas condiciones continúan, y con el plan de vacunación acelerado, la patronal confía en poder alcanzar los 'números negros' este mismo verano, superando la facturación del mismo periodo del año anterior. "Empezamos a ver la luz, el consumidor sale a la calle con recelo, cuidado y con el dinero justo...pero con algo más de alegría", apunta el presidente de la patronal del textil.

El textil se agarra al ERTE

Con todo, el del comercio es uno de los sectores que continúa con los ERTE en marcha, por lo que desde Acotex confían en que, como ha defendido ya la ministra de Trabajo, se extiendan más allá de septiembre, bajo un modelo de ERTE definitivo.

Sumado a esto, la patronal vuelve a reclamar que se facilite a las empresas despedir, eliminando las penalizaciones por haber aplicado un ERTE hace menos de seis meses: "Hay trabajadores que van a ser despedidos, porque son tiendas que han cerrado o empleados que no van a poder volver", insiste Zamácola.

Aunque las tiendas de ropa consigan superar en verano las ventas de 2020, los dueños de las empresas de moda no creen que los niveles de ventas prepandemia puedan recuperarse hasta, al menos, octubre.