Son dos de las empresas que mayor crecimiento han tenido en los últimos años, y ahora irán en cierto modo de la mano tras el anuncio de Tesla de permitir el pago de sus modelos con bitcoin. Y es que el fabricante de vehículos eléctricos más valioso del mundo, con un valor bursátil superior a grandes grupos como Volkswagen o Toyota, ha informado que ha invertido algo más de 1.200 millones de euros en esta criptomoneda y planifica la aceptación de esta moneda digital como forma de pago de sus vehículos. Un anuncio que ha llevado a que la cotización del bitcoin marque un nuevo récord de 44.000 dólares.

En una presentación ante la Comisión del Mercado de Valores de Estados Unidos Tesla indicó que la adquisición de bitcoin está enmarcada en una nueva política de inversiones que apunta a "proveernos con más flexibilidad para diversificar y maximizar aún más el rédito de nuestro efectivo". El presidente de Tesla, Elon Musck, ha sido un entusiasta promotor de las monedas digitales y, después de que en una serie de mensajes Twitter calificó a dogecoin este mes como "la criptomoneda del pueblo", su valor subió casi un 60%.

El anuncio sobre bitcoin indica que Tesla tiene la opción de colocar fondos en efectivo en "ciertos activos de reserva alternativos" que incluyen "activos digitales, oro, fondos en oro que se negocian en los mercados y otros activos especificados en el futuro". La aceptación por parte de Tesla de transacciones en bitcoin puede ayudar a que ésta retenga a la vez su valor y el volumen de intercambio, según los analistas.

La inversión hecha en el último mes convierte a Tesla en una de las compañías más grandes con inversiones en bitcoin y que permite pagos mediante el activo digital creado hace apenas 12 años. Otras grandes empresas han mostrado su interés en los bitcoin y en el pago mediante activos virtuales como parte de sus operaciones financieras. En noviembre PayPal abrió su plataforma de criptomonedas a todos los consumidores en Estados Unidos después de un período de prueba restringido a ciertos inversores.

Meteóricas subidas

En lo que va de 2021 las cotizaciones de bitcoin han subido un 50%, comparado con una ganancia del 3,5% en el índice Standard & Poo, y del 1,8% en el índice del Dow Jones, mientras que el Índice Nasdaq ha subido un 7,5% y los precios del oro han bajado un 3,5%.

Tesla, por su parte, cerró un 2020 histórico por sus resultados económicos, sobre todo para ser un fabricante que produce apenas de 500.000 coches al año, veinte veces menos que los más grandes fabricantes, como Volkswagen o Toyota, ambos por encima de los 10 millones de coches producidos. En menos de un año pasó de ser una empresa que provocaba dudas a los analistas de Wall Street y que aspiraba a ser adquirida por Apple a convertirse en un monstruo valorado en casi 660.000 millones de dólares, tras ganar 550 millones de dólares en los últimos 12 meses.

En apenas un año, su capitalización bursátil se multiplicó por cinco a pesar de la crisis causada por la pandemia durante gran parte de 2020, y de que el fabricante norteamericano sigue siendo una empresa "marginal" en el sector en cuanto a volumen de producción y ventas. Y es que la empresa con sede en la localidad californiana de Fremont, donde también se encuentra su única planta de montaje en Estados Unidos, cerró 2020 con una producción de casi 510.000 vehículos, un 40% más que en el ejercicio anterior. En poco más de diez años, el valor de las acciones de Tesla se ha multiplicado casi por 35 desde que inició su andadura bursátil en julio de 2010 a 17 dólares por acción.