Bruselas convocó a Telefónica a una mesa redonda en la que se debatió sobre la 'Alianza Europea para el Dato Industrial, el Edge y la Nube'. Se trata de un proyecto inminente -está previsto para los primeros meses de 2021- que pretende dar luz verde a una nube comunitaria. El objetivo, entre otras cosas, es diseñar un espacio en la nube que permita a empresas públicas y privadas beneficiarse del uso de los datos de los ciudadanos del viejo continente. Al encuentro acudieron otras 25 corporaciones, además del operador español.

Fuentes consultadas por Vozpópuli aseguran que la selección de empresas se realizó teniendo en cuenta la "posible aportación y conocimiento a la creación de la nueva generación de infraestructura y servicios de nube en Europa". La mesa redonda estuvo presidida por comisario europeo de Mercado Interior, Thierry Breton, al que acompañó Fabrice Comptour, miembro de su gabinete. La reunión fue identificada en el registro de transparencia como 'Cloud Alliance' (Alianza en la Nube, en español).

El registro de Transparencia fue aprobado por la Unión Europea en 2011. Según este registro, Telefónica ha mantenido un total de 84 reuniones en Bruselas desde el año 2014. Esta es la primera cita del operador con motivo de la nube. La teleco vendió hace unos meses 11 de sus grandes centros de datos a Asterion por 550 millones de euros. El gigante azul se reenfoca ahora a los centros de datos de tipo Edge, concepto que consiste en acercar las infraestructuras allí donde se produce el servicio, para que el intercambio de datos sea lo más rápido posible. En la reunión se abordó este nuevo paradigma del mercado de la nube.

El proyecto de nube europea

"La computación en la nube permite la innovación impulsada por los datos y las tecnologías. Las empresas europeas y sector público podrán ejecutar y almacenar sus datos de forma segura, de acuerdo con las normas y estándares europeos. La Unión Europea tiene ahora una oportunidad única de aprovechar la necesidad de un mayor intercambio de datos y un procesamiento de datos descentralizado, más cerca del usuario", explica la UE en su página web.

El objetivo es articular una nube accesible para los 27 países de la Unión Europea. La Inteligencia Artificial o el Big Data aportan formas más precisas y eficaces de mejorar la operativa de empresas y administraciones públicas mediante el tratamiento de grandes volúmenes de datos de los ciudadanos. Este nuevo espacio contempla la integración de estas tecnologías.

La 'Alianza Europea para el Dato Industrial, el Edge y la Nube' supone que "los Estados miembros interesados, las industrias y los expertos relevantes trabajarán juntos para diseñar el plan detallado de negocios, inversión e implementación orientados a desarrollar las capacidades de nube de próxima generación para el sector público y privado", apunta de nuevo la Unión Europea.

Nube y 6G

Bruselas hace referencia a la importancia que tendrá el 5G para la velocidad de procesamiento de la información, que como decimos serán aprovechados por corporaciones públicas y privadas, tratados conforme exige el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD). La UE pone también el acento en el 6G, tecnología aún por desarrollar pero que los expertos aseguran sustituirá al 5G.

Precisamente Huawei, el mayor proveedor de infraestructuras 5G de todo el mundo, seleccionó hace unas semanas a España como uno de sus 'laboratorios' para comenzar a investigar el 6G. Lo hará en virtud de un acuerdo firmado con la Universidad Politécnica de Valencia. El fabricante de infraestructuras chino invertirá cinco millones durante los próximos cinco años.