Telefónica se encuentra en un proceso de reestructuración de sus diferentes áreas de negocio desde que, hace ya más de un año, José María Álvarez-Pallete, presidente del operador, anunciara un nuevo plan estratégico.

El departamento de ciberseguridad es una de las patas de Telefónica Tech, área creada por el operador dentro del citado plan estratégico para integrar los negocios de Cloud, seguridad informática, Internet de las Cosas (IoT) y Big Data. Este departamento incluye principalmente los negocios tecnológicos con mayor expectativa de crecimiento en el corto y medio plazo.

La compañía ha decidido precisamente ahora reestructurar el área de ciberseguridad, y ha empezado por la cúpula. Pedro Pablo Pérez abandona la dirección del departamento. Pérez fue nombrado máximo responsable de ciberseguridad tras el anuncio del plan estratégico por parte de Pallete, en noviembre de 2019. Raúl Bretón, gerente SOC (Security Operations Center) de grandes cuentas, ha sido también cesado en su cargo.

Pérez fue nombrado CEO del área de ciberseguridad a finales de 2019, coincidiendo con el giro estratégico de Telefónica

Estos movimientos se enmarcan dentro del que el operador anunció hace dos días, por el cual María José Almazor pasa a ser CEO de la nueva división de ciberseguridad y Cloud de Telefónica Tech -hasta ahora era consejera delegada en Telefónica España-, denominada concretamente Telefónica Cybersecurity & Cloud Tech. Sergio Oslé, hasta la fecha responsable de Movistar+, sustituirá a Almazor como número dos del gigante azul.

Almazor tendrá que reportar a José Cerdán, CEO de Telefónica Tech y hombre fuerte en la nueva estrategia de negocio del operador. Cerdán es uno de los hombres de confianza de Pallete en la nueva andadura de la corporación.

Desde el operador explican que el nuevo área enmarcada en Telefónica Tech permitirá "la integración de ambos negocios para acompañar a nuestro cliente B2B en un entorno multi-cloud con la seguridad como atributo indispensable, y ofrecer una propuesta de valor de Cloud y Ciberseguridad totalmente integrada y simplificada".

El objetivo es aglutinar dos negocios cada vez más colindantes. Los clientes de Cloud exigen al proveedor de este tipo de servicios la mayor seguridad posible, ya que sus operaciones y datos se alojan en la nube. La creación de esta área de negocio responde a estas demandas. La nueva unidad dará servicio a los 5,5 millones de clientes B2B que tiene en cartera actualmente el operador de telecomunicaciones español.

En el caso de la ciberseguridad, Telefónica comercializa, incluso, su propia estrategia interna de seguridad informática a otras empresas. El producto, denominado como 11Cert, se encuentra en el mercado desede aproximadamente finales de 2019.

Telefónica Tech en números

Como decimos, los negocios aglutinados en el área de Telefónica Tech son los que crecen a mayor velocidad de todo el grupo. La compañía explica en su nota de resultados de 2019 -último ciclo fiscal completo disponible- la evolución de esta división.

"En el 2019 tuvimos un crecimiento anual sostenido por encima del 30% y se esperan unos ingresos adicionales de unos 2.000 millones de euros de aquí al 2022. En 2019 se han mostrado como motores de crecimiento muy dinámicos: Cloud con 697 millones de euros y +18% en 2019, IoT con 530 millones de euros y +45,4% en 2019 y Seguridad con 497 millones de euros y +26,5% en 2019", publicaba el operador hace un año.

Si nos fijamos en lo sucedido de enero a septiembre de 2020, Telefónica detalla que "los ingresos por servicios digitales aumentan un 0,5% interanual, hasta los 5.209 millones de euros en los 9 primeros meses de 2020. Esto se debe a los ingresos por servicios Tech (Cloud, IoT/Big Data y Ciberseguridad), que siguen creciendo en este periodo (1.113 millones de euros; 15,4% interanual) y al vídeo (2.082 millones de euros; -3,7%). La base de accesos de vídeo se sitúa en 9,6 millones (8,1 millones de televisión de
pago y 1,4 millones de accesos accesos activos de OTT), con un fuerte crecimiento de los accesos de OTT (24% interanual)".