Las elecciones de la Comunidad de Madrid ocupan la mayoría del debate político actual. Todos los partidos quieren gobernar la capital, y por eso están sacando la artillería pesada. Algunos, dicho sea de paso, con más elegancia que otros. Podemos, por su parte, ha publicado un vídeo de campaña en el que, entre otras cosas, ataca a varios periodistas, como a Ana Rosa Quintana.

"Sólo se les escucha a ellos, han hecho mucho ruido..." dice la voz en off del vídeo mientras aparecen rostros de nuestra pequeña pantalla. Esto, obviamente, ha sentado fatal no sólo a los aludidos directos, sino también a toda la prensa, que no entiende cómo Podemos puede quejarse de no aparecer en los medios cuando, de hecho, el partido morado nació en la televisión gracias a las intervenciones de Pablo Iglesias.

Podemos, sin piedad de nuevo contra Ana Rosa Quintana. Ella se defiende

La presentadora de 'El programa de Ana Rosa' se ha referido a este vídeo este lunes en su programa: "Esto es gravísimo, que un partido del Gobierno como Podemos ponga una diana a los periodistas desde el coche oficial y con guardaespaldas".

"En el último vídeo señalan a cinco periodistas, cuatro de ellos de este programa, pero no somos los únicos", ha dicho Ana Rosa Quintana, indignada, defendiendo a los compañeros de profesión. "Marcan a periodistas de todo el arco ideológico, un acto insólito en democracia, la persecución a la prensa no se veía desde el franquismo", ha añadido.

"Apuntan a periodistas con la intención de silenciarnos y poniéndonos en riesgo en un momento de gran polarización", ha reiterado.

La presentadora ha aprovechado para repasar por encima el historial de ataques de Pablo Iglesias hacia los periodistas: "El 21 de abril de 2016, Iglesias atacó a una periodista ridiculizándola en público en la Complutense; el 8 julio de 2020, dijo en La Moncloa que hay que naturalizar los insultos a los periodistas; el 1 de febrero de 2021 acusó a la prensa de ser el brazo del poder y daba nombres de veteranos periodistas (...) ¡Cómo si nuestras crónicas las distara el Ibex 35!".

Señalar a periodistas es cobarde y totalitario, pueden atacarnos pero no van a silenciarnos

"En una conferencia en A Coruña dijo que 'a mí que me den los telediarios'... Podemos es un partido que nació gracias a la televisión y los telediarios. (...) El ministerio de la Verdad que iba decidir lo qué era cierto y lo que no, anunció una pagina web para evitar bulos, como si la verdad fuera suya", ha añadido.

Ana Rosa, en la diana de Podemos, denuncia su último video: "Nos ponen en  riesgo"

Lo que más le ha dolido a Ana Rosa Quintana es que se intente callar a los profesionales: "En su vídeo electoral asegura que los periodistas hemos hablado demasiado, pero lo vamos a seguir haciendo, nuestra labor en democracia es contar las cosas. (...) Señalar a periodistas es cobarde y totalitario, pueden atacarnos pero no van a silenciarnos", ha finalizado.

La guerra de Podemos contra Ana Rosa Quintana

Podemos ataca a los medios generalistas, pero no al suyo propio, 'La última hora', creado por Dina Bousselham, ex asesora y amiga íntima de Pablo Iglesias. Esta web ya atacó previamente a Ana Rosa Quintana, quien ya se había manifestado públicamente en su programa de Telecinco en repetidas ocasiones contra la gestión del Ejecutivo de Pedro Sánchez respecto a su gestión del coronavirus.

Unas críticas que le valieron ataques de numerosas personas y también de 'medios', como el mencionado. El pasado año, de hecho, 'La última hora' publicaba una noticia titulada "El Programa de Ana Rosa, una fábrica de bulos contra el Gobierno en plena epidemia", en la que acusaban a la periodista de compartir información falsa.

Los abogados de Ana Rosa mandaron entonces un burofax al digital en el que señalan que “acusar a una periodista de inventar bulos es algo injurioso” y “daña su imagen pública de forma gratuita”. Añadieron que Ana Rosa “no inventa bulos ni los transmite" sino que "da noticias”. El contenido del burofax fue publicado por el medio de la exasesora de Iglesias, que se lo tomó como una forma de "intimidación".

Ahora, casi un año después, Podemos sigue a la carga contra la periodista.