La tasa de paro de España se situó en el 15,3% en marzo, dos décimas menos que en febrero, pero fue la más elevada de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Según los datos difundidos este lunes por el organismo internacional, la tasa de paro de España se tradujo en 3.488.000 desempleados, 72.000 menos que en febrero.

Además, la tasa española, del 15,3%, fue más del doble de la media de la OCDE, que se situó en el 6,5%.

Por su parte, las mayores siete economías de este entorno registraron un desempleo del 5,6%, la UE se anotó una tasa del 7,3% y la eurozona, del 8,1%.

La cifra de España siguió bajando en comparativa intermensual desde que en diciembre de 2020 se mostrara estable en el 16,1%.

Por género, el paro masculino en España fue del 13,4% en marzo, el más elevado de la OCDE, mientras que el femenino, en el 17,4%, fue el segundo más alto, después de Colombia. Supusieron dos décimas menos en ambos casos respecto a febrero.

Estos porcentajes contrastan con la media de la OCDE, del 6,6% para las mujeres y del 6,3% para los hombres. También son sensiblemente más elevados a los registros medios de la UE, del 7,7% de paro femenino y 7% masculino.

Por franjas de edad, los jóvenes de hasta 24 años registraron un porcentaje de desempleo del 37,7%, el más alto de la OCDE, y los mayores de 25 años se anotaron un 13,8%, también la cifra más alta. En comparación con febrero, la tasa de paro entre los jóvenes bajó 1,1 puntos y la de los mayores lo hizo una décima.

De media en la OCDE, el paro entre los menores de 24 años fue del 13,3%, lo que supone 24,4 puntos menos que el registro correspondiente a España, y el paro entre los mayores de 25 años se situó en el 5,6%, 8,2 puntos menos que en España.