La cadena de supermercados DIA ha paralizado el pago de cerca de un millón de euros a Hacienda. En concreto, la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional ha estimado la solicitud de medidas cautelares de los supermercados para evitar el pago de la sanción mencionada, derivada de la liquidación del impuesto sobre sociedades de los ejercicios 2011 y 2012 según consta en un auto del pasado 30 de marzo que ha sido consultado por Vozpópuli.

Se trata de una pieza separada en la que DIA solicita la medida cautelar de suspensión, formada en el recurso interpuesto contra una resolución del Tribunal Económico Administrativo Central, del 24 de septiembre de 2020, por la que se desestima la reclamación económico administrativa interpuesta por la cadena de supermercados contra la resolución dela Dependencia de Control Tributario y Aduanero de la Delegación Central de Grandes Contribuyentes, del 1 de junio de 2018, correspondiente al Impuesto de Sociedades de 2011 y 2012.

"Vista la cuantía de la liquidación impuesta, resulta procedente acordar la suspensión de la ejecutividad de la liquidación, en la cuantía de 980.972,27 euros por liquidación pendiente de pago. Y ello condicionado a la existencia de garantía que extienda sus efectos a la vía contencioso-administrativa, u otra garantía admisible en derecho, que sea aceptada por la Administración tributaria", reza el texto.

"Mediante el recurso interpuesto, la compañía ha conseguido tiempo para no tener que pagar, y esperar a lo que diga el fallo del juez. Lo que hace es dilatar el pago. Si el juez no le da la razón, será en ese momento, cuando llegue la sentencia, cuando tenga que desembolsar la cantidad reclamada", explica Francisco Javier Iniesto, socio director de Derecho Fiscal de Vaciero, a preguntas de este periódico.

Como suele ocurrir con este tipo de procedimientos, es complicado conocer cuánto tardará en ser firme la sentencia, puesto que estos procesos llegan a alargarse durante años.

DIA factura un 7,3% menos

Según sus resultados presentados la semana pasada, la cadena de supermercados DIA terminó el primer trimestre del año con una caída de su facturación del 7,3% respecto al mismo período del año anterior, hasta los 1.571,6 millones de euros, tras proceder desde diciembre al cierre de 69 supermercados.

Los responsables de la firma han recalcado que en ventas comparables -es decir, incluyendo sólo los datos de las tiendas que siguen abiertas y excluyendo de la comparativa los ingresos que reportaban los establecimientos que han cerrado- la bajada se suaviza hasta el 0,4%.

En la presentación, desde DIA insistieron en "la dificultad" de comparar los datos de este trimestre con los de hace un año debido a que las cifras registradas en los tres primeros meses de 2020 fueron más altas de lo normal por lo ocurrido en marzo, nada más comenzar la pandemia, cuando el anuncio del confinamiento derivó en compras masivas para llenar la despensa.