Sony se ha sumado a las otras cuatro empresas que han decidido no tener presencia en el Mobile World Congress, el evento con más calado en el sector de telecomunicaciones, debido al coronavirus.

La compañía japonesa no tendrá ningún stand en el suelo de la Fira de Barcelona y tampoco desplazará a un sólo trabajador a la ciudada condal.

El fabricante asiático ha explicado que “ha estado siguiendo de cerca la evolución de la situación tras el nuevo brote de coronavirus, brote que fue declarado de emergencia mundial por la Organización Mundial de la Salud el 30 de enero de 2020. Dado que concedemos la máxima importancia a la seguridad y el bienestar de nuestros clientes, socios, medios de comunicación y empleados, hemos tomado la difícil decisión de retirarnos de la exposición y participación en el congreso”.

Otras ausencias

Su ausencia se suma a las que han anunciado de forma goteada la coreana LG, la nórdica Ericcson, la norteamericana Nvidia, y ayer la también estadounidense Amazon. Aún quedan dos semanas para la celebración del evento.

La organización del Mobile World Congress ha refrendado su intención de mantener el encuentro a pesar de las bajas que se están produciendo.