Solaria fue el miércoles la empresa del Ibex 35 que más perdió en Bolsa, y está siendo una de las más castigadas del parqué español, después de que se publicaran múltiples recomendaciones de información contable apuntadas a la compañía por la CNMV.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores requirió hace unos meses a Solaria información adicional a sus cuentas de 2019, y apuntó en su escrito 34 recomendaciones de cara a las próximas publicaciones contables.

Las respuestas del grupo de energía renovable al regulador del mercado español se publicaron a última hora del viernes pasado. El valor de la empresa cayó ayer miércoles un 4,5%, cerrando a 21,02 euros por acción, siendo la que más perdió del Ibex 35.

Solaria descarta vincular la caída en Bolsa con la información adicional requerida por la CNMV

La compañía controlada por la familia Díaz-Tejeiro, con un 39,9% del capital, descarta vincular las pérdidas registradas en el mercado esta semana con los requerimientos de información adicional publicados el viernes pasado.

"En absoluto", indicaron fuentes de la empresa a este diario. "Son requerimientos habituales de información que hace la CNMV, recomendaciones estandar que hace a multitud de cotizadas", explicaron. Las mismas fuentes subrayaron que el regulador está "conforme" con las respuestas aportadas y destacaron que el auditor de sus cuentas, EY, no ha apuntado salvedad alguna. También recordaron que la pasada semana se registraron igualmente caídas en la cotización.

La CNMV requirió a Solaria información adicional, principalmente, sobre la aplicación de nuevas normas contables europeas, y el tratamiento que realiza sobre la valoración y tasación de sus activos.

En 2020 el valor de Solaria en Bolsa se incrementó cerca de un 250%

Entre sus más de treinta recomendaciones de cara a la publicación de futuras cuentas, el organismo presidido por Rodrigo Ventura aconseja al grupo explicar los juicios, métodos y el análisis llevados a cabo para concluir si existen indicios de deterioro; indicar si las estimaciones realizadas en el test de deterioro se han estimado internamente o por un experto independiente; o revelar las normas e interpretaciones emitidas que no han sido aplicadas en el ejercicio, por no haber entrado aún en vigor, e indicar la estimación de su posible impacto cuando proceda su aplicación inicial.

Desde la empresa aseguran a este diario que una buena parte de las indicaciones señaladas y de la nueva normativa contable no se aplica en su caso.

Solaria, fundada en 2002 por Enrique Díaz Tejeiro, comenzó dedicándose a la fabricación de paneles solares, pero la competencia china la obligó a cambiar de rumbo y centrarse en la construcción de parques fotovoltaicos y generación propia de energía.

Solaria tiene un valor de mercado cercano a los 2.650 millones; cuando salió a Bolsa, en 2007, valía 900 millones

El grupo cerró el ejercicio 2020 con un incremento de sus beneficios del 27%, desde los 23,8 millones obtenidos en 2019 hasta los 30,41 millones, y con 1.828 MW (1.030 operativos y 795 en construcción). La deuda financiera neta ascendió a 424 millones, un 20% más. Para este año tiene como objetivo duplicar su potencia instalada actual y alcanzar los 2.150 MW.

Solaria experimentó el pasado año una subida de su valor en Bolsa cercana al 250%. La empresa tiene en la actualidad un valor de mercado cercano a los 2.650 millones de euros. Cuando empezó a cotizar, en 2007, valía 900 millones.

El boom de las renovables, las peores perspectivas para las energéticas petroleras, los apoyos de la UE al sector y también del sector financiero, o la victoria de Joe Biden en Estados Unidos, explican parte de ese crecimiento del valor. Pero ahora Solaria y otras cotizadas renovables sufren una corrección en Bolsa.