Los sindicatos CCOO y UGT y El Corte Inglés han sellado un acuerdo marco para facilitar la participación sindical en la aplicación de las normas internacionales del trabajo y el seguimiento en la cadena global de suministros de la marca en los 67 países donde elabora productos.

El gigante de los grandes almacenes y los sindicatos explican en sendas notas que el convenio multisectorial es el primero firmado por una empresa española.

Añaden que su principal objetivo es la colaboración "para el respeto y la aplicación" de las normas internacionales de derechos humanos, laborales, sociales y medioambientales en la cadena de suministro.

Según CCOO y UGT, gracias al acuerdo se velará "por el salario mínimo y la jornada en sus 4.380 proveedores, el derecho a la salud y a la seguridad laboral, la no discriminación, la prohibición del trabajo infantil y forzoso y la erradicación de cualquier forma de abuso, acoso o intimidación".

El convenio asegura la participación conjunta en la resolución mediante el diálogo de cualquier incidencia o situación de incumplimiento que en ellas pudiera darse, añade el comunicado.