El Servicio Público Estatal de Empleo (SEPE) ha puesto en marcha una operación interna sin precedentes para intentar llegar a tiempo a poder pagar todas las prestaciones de desempleo a principios de abril.

Según ha podido saber Vozpópuli de distintas fuentes del organismo, la dirección está intentando reclutar a empleados que quieran trabajar voluntariamente este sábado y hacer horas extra el lunes, martes y miércoles de la Semana Santa para poder sacar adelante todos los expedientes acumulados, y que los impagos que se van a producir en abril sean los menos posibles.

La operación, de aquí hasta el miércoles 31 en que se cierra la nómina de abril, es necesaria para contrarrestar el parón que se produjo en la semana del 9 de marzo por el impacto del ciberataque que sufrió el organismo y que paralizó a todas las oficinas del SEPE en el territorio nacional.

Durante toda esa semana los funcionarios del SEPE estuvieron trabajando de forma rudimentaria, con papel y boli, y aunque el martes 16 se restableció el servicio y pudieron volver a trabajar con normalidad, no han tenido tiempo suficiente para poder volcar todos los expedientes al ordenador y tramitar la solicitud de prestaciones.

Madrid, Barcelona y Baleares, las que tienen más retrasos

Por esta razón, aquellos que se hayan quedado en situación de desempleo durante este mes o que hayan sido incluidos en un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), es probable que no cobren cuando llegue el mes de abril, a pesar de que públicamente el director general del SEPE, Gerardo Gutiérrez, y la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, niegan que esto pueda ocurrir.

"Por supuesto que va a haber retrasos, no va a dar tiempo a tramitar todo de aquí al 31 de marzo", alerta un trabajador, quien recuerda que si no da tiempo a que cobren a principios de mes, los afectados tendrán que esperar a mayo para recibir la prestación, ya que las nóminas sólo se abren al final de cada mes.

Los trabajadores del SEPE aseguran que no todos los trabajadores que hayan ido al paro o hayan sido incluidos en ERTE cobrarán en abril

El problema está, además, en que desde la Dirección General no tienen una idea clara de cuánto trabajo hay acumulado, ya que tendrían que llamar una a una a todas las oficinas y preguntar cuántos expedientes no pudieron registrarse durante la semana de parón.

Fuentes cercanas a la dirección del SEPE explican que "se ha autorizado a hacer horas extra a la mayoría de las oficinas, en mayor o menor número en función de las provincias". Las de Madrid, Barcelona y Baleares son las que acumulan un mayor volumen de trabajo por hacer, de hecho están recibiendo apoyo de algunas otras provincias en las que hay menor carga de trabajo.

A día de hoy los equipos informáticos del SEPE funcionan con normalidad, salvo algunas cuestiones de la sede electrónica y la página web que siguen teniendo problemas, aunque no afectan en absoluto a la tramitación de prestaciones.

La hora extra se paga a 20 euros

Para intentar animar a los empleados a que se apunten a hacer horas extra y trabajar en fin de semana, la dirección retribuirá las horas extra con un precio fijo de 20 euros la hora, con independencia de la categoría del personal.

Sin embargo, ese 'cebo' económico no va a ser suficiente para atraer a muchos empleados que acumulan un cansancio considerable derivado de la pandemia y que están "tan saturados" que prefieren descansar durante el fin de semana, confirman algunos a este medio.

Pese a que pagan 20 euros por hora extra, los empleados están tan saturados que muchos de ellos no se van a apuntar para trabajar"

Esta solución ha sido calificada de "parche" por parte de CSIF, el sindicato mayoritario de los empleados públicos, que insiste en que la sobrecarga de trabajo no viene solo de la semana de parón por el ciberataque y que la solución debería haber sido otra, de tipo estructural.

Este sindicato lleva un año pidiendo al Ministerio que apruebe la jornada de tarde voluntaria en el SEPE, como existe en la Seguridad Social, lo que permitiría que los trabajadores pudieran sacar adelante trabajo acumulado, por ejemplo relativo a los ERTE.

El colapso que ha vivido este organismo le ha llevado a cometer errores en el pago de los ERTE, como seguir pagando las prestaciones de desempleo a trabajadores que ya se habían reincorporado y estaban cobrando su salario.

Estas incidencias, que perjudicarán a esos empleados a la hora de presentar su declaración de la renta este año, no han sido subsanados todavía en su totalidad.