Prosa, una de las firmas líderes de pagos electrónicos en México participada por la filial local de Banco Santander, ha salido al mercado en busca de un socio. La compañía opera el 60% de las transacciones del país latinoamericano y está respaldada por un total de seis bancos entre los que se incluyen, además de la entidad cántabra, HSBC, Grupo Financiero Banorte, Banjercito, INVEX Banco y Scotiabank. Según fuentes financieras consultadas por Vozpópuli, el proceso de venta lo coordina Bank of America Merrill Lynch.

Prosa, fundada en 1968, da servicio a más de 160 clientes nacionales e internacionales y es una de las compañías líderes de su sector en Latinoamérica con más de 4,4 millones de transacciones registradas el año pasado, según datos de su página web. La operación, adelantada por Reuters, lleva en marcha varias semanas.

En México, Prosa procesa la operación de tarjetas de 38 de los 50 bancos del país. La compañía también está presente en Panamá, Honduras, Guatemala, Perú, El Salvador, Japón y China. Entre sus servicios se incluye la consultoría especializada en el sector financiero a través de la marca Prosa Consulting y una línea de externalización de procesos.

Un mercado muy concentrado

Los jugadores en el mercado de pagos electrónicos en México son pocos y el negocio actualmente está copado por Prosa y por E-Global, esta última participada por BBVA y Citibanamex. Visa también tiene permiso para operar y Mastercard está tramitando los permisos ante el Banco de México para hacer lo propio.

El hecho de que este mercado esté dominado por unos pocos players genera preocupación en la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) de México, que el pasado diciembre publicó un informe en el que daba por acreditada la existencia de prácticas restrictivas a la competencia e instó a los bancos accionistas de Prosa y E-Global a rebajar sus posiciones accionariales.

La entidad cántabra y el banco de inversión han declinado comentar esta información.