La transformación digital de la banca ha pasado de ser una especie de mantra del sector a una realidad cada vez más evidente. Prueba de ello es, por ejemplo, el último dato que ha dado la presidenta del Banco Santander, Ana Botín, en la Junta General de accionistas.

El grupo financiero contrató en 2020 a un total de 2.000 empleados con perfiles digitales. Mismo año en el que la entidad realizó un ajuste de plantilla en su filial española de unos 3.500 empleados, cerrando oficinas y prescindiendo de banqueros. Y es que el cambio de tendencia es ya un hecho y este dato es la mayor evidencia.

Ana Botín ha explicado también que dos de las tres líneas de crecimiento estratégicas del banco se basan en crear un líder digital de financiación al consumo y de pagos a través de Digital Consumer Bank y PagoNxt.

La primera de ellas se conseguirá combinando los negocios de Santander Consumer Finance (SCF) y Openbank, tal y como adelantó Vozpópuli. SCF es, en palabras de Botín, "líder europeo en financiación al consumo" y cuenta con más de 18 millones de clientes en 15 mercados europeos. Al año se firman seis millones de euros en créditos al consumo.

La entidad quiere simplificar los procesos y parece que se podrían encontrar sinergias entre Openbank y Santander Consumer. Así, se pretende aprovechar la plataforma para poder ofrecer una gama completa de servicios bancarios a los clientes de Santander Consumer Finance, al tiempo que se quiere gestionar este negocio de consumo sobre la plataforma de Openbank, que en palabras de su presidenta es "moderna, eficiente y de última generación". 

La firma digital quiere estar presente en diez mercados en el corto plazo y esperan poder estar operando en Argentina para finales de este año, después de haber conseguido la licencia bancaria. En este momento ya operan en España, Portugal, Alemania y Países Bajos.

PagoNxt, la estrategias de pagos de Santander

PagoNxt será el eje tecnológico del Grupo que integrará las iniciativas de pago globales. El banco quiere ofrecer a sus clientes soluciones de pago mejores y más ágiles. Este sector representa un mercado potencial muy atractivo, con ingresos de 500.000 millones de euros a nivel global.

"Con PagoNxt aceleraremos el crecimiento en tres áreas de negocio: soluciones de pago para comercios, comercio internacional y consumidores. Los comercios representan una oportunidad de 80.000 millones de euros de ingresos en todo el mundo y está creciendo rápidamente (alrededor del 7% en total y el 11% en el comercio electrónico)", explicó Botín.