Santander disparó las comisiones de un bono 'high yield' a sus clientes un 1.000% el pasado año, según ha podido saber Vozpópuli por clientes afectados. El producto en cuestión es el Bono GalapgosH 7% y pasó de costar 600 euros al años por la comisión de custodia a unos 7.000 euros.

El banco asegura que no comercializa ni ha comercializado este tipo de productos para particulares. "El bono Galápagos viene heredado del Popular, que aplicaba su propia política comercial con los clientes de banca privada. En la actualidad, sólo queda un cliente titular de este bono, y se le aplican las condiciones de Santander por la custodia de estos productos", aseguran desde la entidad.

No obstante, Vozpópuli tiene constancia de al menos dos clientes, socios de Asufin, que han sufrido este aumento en las comisiones del producto. Uno de los afectados asegura a este medio que el producto lo adquirió en mayo de 2018 en la que aún era su oficina de Banco Popular, pero el segundo en cuestión lo obtuvo en su "oficina tradicional del Santander".

Asimismo, el afectado asegura que el banco sólo le avisó de la subida de las comisiones mediante un correo electrónico y destaca que en ningún momento recibió ninguna llamada o cambios en las condiciones del contrato para sufrir una subida tan "exagerada", concretamente de un 1.000%.

Este bono tiene vencimiento en junio de 2023 con un cupón bianual (junio y diciembre). En 2019, los clientes de este producto financiero no obtuvieron retribución porque la empresa alegó que tenía problemas de liquidez. De igual forma, la comisión si se tuvo que pagar.

Resultados de la banca privada de Santander

En banca privada, el volumen de activos y pasivos de clientes alcanzó los 230.000 millones de euros en 2020, un 1% más que en diciembre de 2019, según las cuentas financieras anuales del grupo que preside Ana Botín.

Ello es debido, principalmente, al impacto en mercados de la crisis de la covid-19, que ha afectado especialmente al negocio de custodia. En el cuarto trimestre, sin embargo, aumenta un 7% respecto al tercero, tanto por la mejora de los mercados como por el mantenimiento de una fuerte actividad comercial.

El beneficio ordinario atribuido en 2020 ha sido de 414 millones de euros, un 2% inferior al de 2019 en euros constantes. Destacan los avances en México, Polonia, Brasil y Miami.