El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ha cobrado un total de 12,2 millones de euros en 2020, un 16,9% más que en el ejercicio anterior. Según explica el informe de retribuciones que ha publicado la energética este viernes en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), ha mantenido su salario durante este ejercicio pero ha recibido un importante paquete accionarial en forma de bonus.

El ejecutivo de Iberdrola ha mantenido su salario en 6,242 millones de euros durante el ejercicio 2020. De esta cantidad, 3,25 millones de euros corresponden a su retribución variable anual; 2,25 millones a su salario fijo y 567.000 euros, a su retribución como presidente del Consejo de Administración.

Esa primera línea del salario es igual que en 2019. La otra mitad llega por el bonus. En abril de 2020 Iberdrola realizó la primera entrega de acciones correspondiente al Bono Estratégico 2017-2019, aprobado por la Junta General de Accionistas de 2017 y ligado a objetivos económicos y de reducción de emisiones. Dichos objetivos han sido plenamente cumplidos.

En su virtud, y previo informe de la Comisión de Retribuciones, el presidente de Iberdrola ha recibido por este concepto 633.333 acciones de la compañía a un precio de 8,92 euros por acción, por un valor de 5,652 millones de euros. La retribución total asciende a 12,201 millones de euros.

"En un año especialmente complejo, la compañía ha batido récord de inversiones -9.246 millones de euros-; incrementado su beneficio neto un 4,2% hasta superar los 3.600 millones de euros, y ofrecido una rentabilidad a sus 600.000 accionistas superior al 32%", explican desde Iberdrola.

Sánchez Galán, el 60% del consejo

El Consejo de Administración de la Sociedad ha recibido, en su conjunto y según consta en el informe anual sobre remuneraciones de los consejeros 2020, una retribución de 19,831 millones de euros en el ejercicio, más del 60% es para Ignacio Sánchez Galán.

"La Comisión de Retribuciones ha realizado un análisis interno comparativo (benchmark) sobre las retribuciones de competidores y empresas comparables. Este informe concluye que 'la retribución del presidente y consejero delegado es inferior a la mediana de las comparables'", explican desde la empresa.

Para el ejercicio 2021, el Consejo de Administración ha acordado, por unanimidad y a propuesta de la Comisión de Retribuciones, mantener las retribuciones fijas de los consejeros por pertenencia al Consejo de Administración y las cantidades en concepto de prima por asistencia a las reuniones. Asimismo, el máximo órgano de gestión de la Sociedad ha acordado mantener para este año la retribución fija y límite de retribución variable por el desempeño de sus funciones ejecutivas del presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, y del director general de los Negocios, Francisco Martínez Córcoles.