Tan solo once días después de que la patronal se retirase de la mesa de negociación con el Gobierno y los sindicatos como protesta por el pacto de PSOE y Podemos con Bildu para la "derogación íntegra" de la reforma laboral, Pedro Sánchez ha dado por hecho este domingo que la CEOE y su presidente, Antonio Garamendi, volverán "sin problema" al diálogo social. 

"El diálogo social se va a reconducir", ha señalado Sánchez en una conversación informal con periodistas tras su comparecencia de este domingo en Moncloa. Un corrillo en el que el jefe del Ejecutivo ha asegurado que Garamendi regresará a la mesa de negociación "sin problema", según han informado a Vozpópuli fuentes de Moncloa. 

El presidente de la CEOE anunció el pasado 20 de mayo que la CEOE se levantaba del diálogo social en protesta por el pacto del Gobierno con Bildu para derogar la reforma laboral. Un acuerdo que provocó una crisis interna y evidenció públicamente las diferencias de criterio frente a la reforma laboral entre el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, y la vicepresidenta para asuntos económicos, Nadia Calviño. 

"Un desprecio indignante"

La CEOE consideró que el acuerdo con Bildu era "un desprecio indignante" y una "irresponsabilidad" que "dinamita" el diálogo social "en el momento más delicado de la economía española". En el mismo sentido, Calviño tachó de "absurdo" y "contraproducente" abrir el debate sobre la reforma laboral. Sin embargo Iglesias defendió el cumplimiento del pacto "cristalino" firmado con Bildu.

Ante el incendio desatado, Sánchez se ha mostrado convencido este domingo de que Garamendi volverá a la mesa "sin problema" y que se podrá reconducir el diálogo social, pero no ha dado más detalles ni fechas al respecto. 

En los últimos días, Garamendi ha insistido en que ahora es "el peor momento" para plantear una reforma laboral, al tiempo que ha agradecido públicamente a Calviño que dijese que la reforma laboral "no es el camino".