Jaume Roures ha solicitado 125 millones de euros a varios bancos con garantía del Instituto de Crédito Oficial (ICO) para aliviar el impacto que el coronavirus ha tenido en las cuentas de Mediapro.

La compañía, controlada por el 'holding' chino Orient Hontai, rechazó acudir a este tipo de préstamos en un primer momento, pero debido a la crisis generada por la duración del estado de alarma, la compañía finalmente ha pedido dicha cantidad para paliar la perdida de ingresos.

La cancelación de las competiciones deportivas, de las que Mediapro tiene muchas de sus derechos televisivos, sumada a la paralización de otras producciones en las que se encuentra trabajando el grupo audiovisual ha generado un nivel de perdidas que no estaban programadas, lo que ha llevado a Roures ha tomar la decisión de reunirse con Deutsche Bank, Goldman Sachs y varios bancos españoles para solicitar dicha cantidad a los ICO, tal y como publica este miércoles El Confidencial.