Ricardo Currás, el exconsejero de DIA investigado por supuestas irregularidades contables, trata de que la investigación que se sigue contra él en la Audiencia Nacional no afecte a la demanda que presentó contra la cadena de supermercados por su finiquito.

El exejecutivo de DIA demandó a la compañía tras ser despedido, en agosto de 2018, reclamando el cumplimiento del contrato de consejero ejecutivo y el acuerdo de extinción. La demanda está pendiente ya de sentencia, en el Juzgado de Primera Instancia número 48 de Madrid.

El consejo de administración del grupo decidió el cese de Ricardo Currás en agosto de 2018, poco antes de que se revelaran las supuestas irregularidades contables que ahora son investigadas en la Audiencia Nacional. 

El juicio por el finiquito reclamado por Ricardo Currás a DIA está pendiente de sentencia

Según las pesquisas, exdirectivos de la cadena habrían engordado los números de la empresa del ejercicio 2017 mediante "prácticas irregulares" que supusieron un incremento ficticio de 51,8 millones de euros. Dichas "irregularidades" se detectaron tras la salida de Currás del grupo, y obligaron a reajustar a la baja en 56 millones de euros el patrimonio del grupo.

El juzgado de primera instancia de Madrid acordó el pasado mes de mayo la suspensión del proceso por prejudicialidad penal, pero la defensa de Currás recurrió y la Audiencia Provincial de Madrid estimó el recurso de apelación presentado, dejando sin efecto la suspensión acordada.

La Audiencia indicó que la decisión que se adopte en la vía penal no tiene por qué condicionar decisivamente la resolución en el proceso civil.

DIA quiere que se sume al caso civil la declaración en la Audiencia Nacional del director de informes de la CNMV

Recientemente DIA ha tratado de que la Audiencia Nacional de traslado al Juzgado de Primera Instancia número 48 de Madrid de pruebas y testimonios presentados en el proceso penal, para tumbar la demanda por el finiquito presentada por Currás.

En particular, la compañía pretende que se traslade al juzgado de primera instancia el testimonio recogido,  el pasado día 10 de diciembre, en la Audiencia Nacional de Eduardo Manso Ponte, director de informes financieros y corporativos de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, que realizó el informe sobre las irregularidades contables de DIA.

En su declaración ante el juez Alejandro Abascal, Eduardo Manso se reafirmó en las conclusiones de su informe y declaró que DIA no explicó por qué no atendió denuncias internas que alertaron sobre posible manipulación contable de los ejercicios 2016 y 2017.

Los abogados de Currás han presentado escrito esta misma semana ante el juzgado de la Audiencia Nacional oponiéndose a la pretensión de DIA.

Advierten que mientras no se haya iniciado juicio oral, las diligencias no deben ser públicas, y sostienen que lo que la empresa pretende realmente es volver a vincular el proceso penal con el civil, lo que, defienden, entraña fraude procesal.