La vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, reveló este miércoles en el Congreso de los Diputados que el Gobierno no descarta aprobar “medias fiscales provisionales” para reducir el coste de la electricidad hasta que se aborde en profundidad la reforma de la fiscalidad energética.

De esta manera, en una respuesta en el Pleno de la Cámara Baja en una interpelación urgente presentada por el PP, Ribera abre la puerta a una medida como fue la suspensión durante varios meses entre 2018 y 2019 del Impuesto a la Generación Eléctrica que grava con un 7% la producción de electricidad.

“Ya lo hemos hecho y podemos volver a hacerlo de inmediato”, afirmó la vicepresidenta, quien reveló también que su departamento trabaja con Hacienda e Industria para incrementar en 100 millones de euros la compensación de los costes del CO2 para los sectores industriales.

Además, aseguró que “nos preocupa enormemente la evolución del precio de la electricidad y las previsiones del precio del gas y del CO2 y su impacto en el recibo de las familias, la industria y las pymes”.