La junta de accionistas de Naturgy de este martes se celebraba bajo la alargada sobra de la OPA de 5.060 millones de euros del fondo australiano IFM Investors por el 22,6% de la compañía. El presidente de la energética, Francisco Reynés, y el secretario general del consejo, Manuel González, han explicado a los presentes que su opinión llegará después de que el Gobierno y la CNMV den su visto bueno. Hasta entonces, lo único que han detallado son los cinco objetivos del fondo con esta operación.

El punto número uno es que IFM tiene "vocación de permanencia como accionista de largo plazo". En segundo lugar, González ha dejado claro que este fondo de pensiones australiano quiere "estar representado en el Consejo de Administración de Naturgy". Como explicaba Vozpópuli, IFM Investors considera que este 22,6% le da derecho a dos sitios en la mesa de gobierno de la energética española.

La tercera intención del pretendiente de Naturgy es "apoyar la transición energética y las inversiones necesarias". También explicaba este diario, antes de la junta, que IFM ya le ha trasladado al equipo de Reynés que está abierto a financiar el despliegue en fuentes de energía renovable que quiera desarrollar la energética en su plan estratégico.

El cuarto punto, y seguramente uno de los que más preocupaba a los presentes, es que el fondo australiano respaldará "la política de dividendos sostenible" del consejo de administración. Por último, para acabar con los rumores, el secretario del consejo junto a Reynés ha dejado claro que IFM tiene el objetivo de "mantener la compañía cotizada y con sede social en España".

Reynés comunicará su posición

El presidente de Naturgy ha dejado claro a los presentes que la valoración del consejo de administración se conocerá tras la luz verde de los correspondientes organismos. “Cuando se cumplan los trámites, durante los diez días que la legislación permite acudir o no a la OPA comunicaremos nuestra posición y daremos nuestra recomendación”, contestaba Reynés a una pregunta de los accionistas.

En esta valoración tendrá mucho peso la entidad financiera Citi y el despacho Freshfields, los dos asesores que ha contratado Naturgy para que le asesoren con la OPA. La oferta está ahora en el tejado del Ministerio de Industria. Concretamente, en la Secretaría de Estado de Comercio y Dirección General de Comercio e Inversiones. Estos dos organismos analizarán la oferta del fondo australiano al margen del Gabinete de Reyes Maroto, ya que la ministra decidió apartarse de este proceso porque su marido trabaja en Naturgy. 

La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviñosustituirá a la ministra de Industria, Comercio y TurismoReyes Maroto, en la tramitación del procedimiento. “Se seguirá el procedimiento estipulado por la actual normativa”, explican a este medio desde la Secretaría de Estado de Comercio. “El procedimiento de autorización no puede exceder la duración de un mes desde que se recibe la solicitud formal completa por parte de la empresa adquirente si se trata de operaciones sometidas al procedimiento abreviado y de seis meses en el caso del procedimiento ordinario (como es el caso de Naturgy)”, añaden.