Rodolfo Reyes Rojas, el empresario venezolano que controla el 57% de Plus Ultra junto a su esposa, es el único consejero que mantiene su retribución en este cargo. Tanto el presidente, Fernando García Manso, como el vicepresidente y fundador de la aerolínea, Julio Martínez Sola, han perdido su sueldo como consejeros con la pandemia, según recoge Deloitte en su informe como asesor legal del Gobierno en este rescate.

La aerolínea había informado con anterioridad de que estos tres directivos eran los únicos consejeros retribuidos. En el caso de Rodolfo Reyes, con 150.000 euros anuales. Además, García Manso y Martínez Sola percibían 96.000 euros y 129.915 euros, respectivamente, en virtud de su cargo de administradores de las sociedades FGM Geoanalisis System S.L. y Sky Solutions S. L., accionistas de la aerolínea.

Sin embargo, Plus Ultra informó a la consultora de que el único miembro del consejo de administración que mantenía una remuneración a febrero de 2021 por el ejercicio de dicho cargo era Rodolfo Reyes Rojas, según ha podido saber Vozpópuli. Las retribuciones de los otros dos accionistas se habrían suprimido. Además, la aerolínea reconoce que Reyes Rojas también tiene funciones como director general, pero no percibe retribución en concepto de salario.

Deloitte recoge en su informe a la SEPI que el 21 de enero de 2021, el consejo de administración acordó que "la retribución sería percibida exclusivamente por Reyes Rojas", por el importe de 150.000 euros antes citado, pues Martínez Sola (como representante de Sky Solutions) ya percibía una retribución salarial. Sin embargo, no detalla cuánto cobra el presidente de la aerolínea. En cuanto a Fernando García Manso, "se decidió no abonar retribución alguna en su favor".

Sobre este asunto, el asesor legal de la SEPI apuntó que "a los efectos de cumplir con lo previsto por la legislación, sería recomendable la revisión de la cláusula estatutaria, pues en virtud de la misma todos los miembros del consejo de administración deberían percibir retribución por los citados cargos, mientras que realmente solo uno de ellos percibe dicha remuneración".

Extracto del informe de Deloitte a la SEPI sobre la situación legal de Plus Ultra

Plus Ultra dice que le bajó el sueldo

Deloitte también advirtió en el citado informe que Plus Ultra aseguraba que en julio de 2020, por la difícil situación por la covid-19, se acordó que la remuneración a percibir por Reyes Rojas se redujera en un 45%. No obstante, apuntaba que "no se ha facilitado documentación acreditativa del citado acuerdo", por lo que la firma no pudo verificar esta rebaja en el sueldo.

"Sería recomendable obtener, con anterioridad a la formalización del proyecto [de rescate], las actas de la sociedad en virtud de las cuales se ha aprobado y distribuido la retribución de los miembros del consejo de administración, a los efectos de determinar si se han cumplido con los requisitos legales", comentaba Deloitte.

El 20 de octubre de 2020, meses antes del informe final elaborado por Deloitte, la SEPI pidió a Plus Ultra que aclarara las retribuciones del Consejo de Administración. Entonces, la aerolínea respondió que los únicos miembros del consejo retribuidos en virtud de su cargo de administradores eran los tres mencionados anteriormente, detallando las cuantías del presidente y vicepresidente, inferiores en todo caso a la de Reyes Rojas.

Plus Ultra reveló que Fernando García Manso, en su condición de presidente del consejo, cuenta con una remuneración bruta anual de 96.000 euros; Julio Martínez Sola, en su condición de vicepresidente del consejo, tiene una remuneración bruta anual de 129.915 euros; y Rodolfo Reyes Rojas, en su condición de vocal del consejo y director general, cuenta con una remuneración bruta anual de 150.000 euros.

En aquel momento, la aerolínea aseguró a la SEPI que "los tres consejeros retribuidos en función de su cargo habían reducido su retribución" por "la extraordinaria situación" en la que se encuentra la empresa. García Manso, cobraba un 50% menos; mientras que las rebajas de Martínez Sola y Reyes Rojas, eran del 45%. Sin embargo, ya en febrero de 2021, Plus Ultra aseguró a Deloitte que el único que mantenía su sueldo como consejero (reducido en un 45%) era Reyes Rojas.

Deloitte avisó del "riesgo fiscal"

Reyes también desempeña funciones como director general en virtud de un contrato laboral ordinario, pero según la aerolínea, no percibe retribución en concepto de salario. Y es que, según reconoció la aerolínea, "no tiene poderes generales en la sociedad ni ejerce funciones ejecutivas, por lo que no puede ser considerado como consejero ejecutivo".

No obstante, "dadas las funciones de director general desempeñadas actualmente por Rodolfo José Reyes Rojas, podría resultar cuestionable la naturaleza laboral de la relación y, en consecuencia, la deducibilidad de las retribuciones percibidas por el mismo en su condición de consejero, por entender que la relación laboral debería quedar absorbida por la relación mercantil en su condición de consejero", advirtió Deloitte.

El equipo de laboral de Deloitte concluyó que si bien la compañía ha considerado deducible la totalidad de la remuneración satisfecha al director general, la relación mercantil de esta persona absorbería su relación laboral (la llamada teoría del vínculo) y, por tanto, su remuneración debería cumplir los requisitos fijados en la normativa mercantil.

Deloitte apunta que la retribución satisfecha al director general durante el ejercicio 2019 asciende a 287.500 euros

Además, Deloitte apunta que, de acuerdo con los datos facilitados por la propia aerolínea, la retribución satisfecha al director general durante el ejercicio 2019 asciende a 287.500 euros, no a 150.000 euros. Y a efectos mercantiles, el importe de la remuneración máxima debería ascender a 150.000 euros.

En este sentido, añade que "sólo una parte de su remuneración percibida en el año 2019 (150.000 euros) cumpliría con dichos requisitos exigidos por la normativa mercantil" y "la Administración Tributaria podría cuestionar la deducibilidad a efectos del Impuesto de Sociedades del exceso de remuneración que no cumple con los requisitos".

Acto seguido, advierte a la SEPI de que existe "un riesgo fiscal por la no deducibilidad en el Impuesto de Sociedades del exceso de la remuneración satisfecha en 2019 por importe de 52.000 euros (incluyendo cuota, sanción e intereses)".

Finalmente, el asesor jurídico de la SEPI también advertía en su informe de que, de acuerdo con la información fiscal facilitada, "el importe realmente percibido por Reyes Rojas en 2019 es superior al aprobado por la Sociedad" (150.000 euros en concepto de consejero) y "ese exceso debería haber sido aprobado" por Plus Ultra y los estatutos deberían adaptarse "de conformidad con la Ley de Sociedades de Capital".