El 40% de Hecate Energy ya es de Repsol. La compañía estadounidense especializada en el desarrollo de proyectos fotovoltaicos y de baterías para el almacenamiento de energía ha anunciado el cierre de la operación que adelantó Vozpópuli en enero. Esta compra representa el primer paso de la energética que dirige Josu Jon Imaz en el mercado de renovables estadounidense.

Repsol aterriza de manera oficial en Estados Unidos a través de esta participación y se guarda la opción de comprar el 100% de Hecate a partir de 2024. La empresa cuenta con una cartera de proyectos renovables y de almacenamiento en desarrollo de más de 40 GW. De ellos, 16,8 GW corresponden a proyectos fotovoltaicos en fase avanzada y 4,3 GW a baterías para el almacenamiento de energía.

Como detalla su comunicado, sus activos se incluyen proyectos en las regiones eléctricas norteamericanas de PJM Interconnection, el Consejo de Fiabilidad Eléctrica de Texas (ERCOT), el Midcontinent Independent System Operator (MISO), el Southwest Power Pool (SPP), el New York Independent System Operator (NYISO) y el Western Electric Coordinating Council (WECC).

Hecate ha recurrido a los serviciones de Guggenheim Securities como asesor financiero exclusivo y agente de colocación en relación con la transacción. Los servicios jurídicos y contables fueron prestados a Hecate Energy por el bufete de abogados internacional Winston & Strawn y la importante firma de contabilidad Clifton Larson Allen.

Los objetivos de Repsol 

"El acuerdo está plenamente alineado con el Plan Estratégico de Repsol y supone un notable avance en los objetivos de capacidad de generación de bajas emisiones e internacionalización de este negocio a 2025", explicaba Repsol en mayo.

La cifra de la operación no se ha revelado. Como explicaba este medio el pasado 25 de enero, esta entrada en el negocio renovable en Estados Unidos no supondrá un excesivo desembolso para la compañía. El paso es relevante en la estrategia de la empresa que preside Antonio Brufau, que ya ha señalado en varias ocasiones que su plan estratégico contempla una apuesta clara por las energías verdes.

Estados Unidos será para Repsol el segundo mercado fuera de España en el que cuente con proyectos 'verdes'. La petrolera anunció recientemente la puesta en marcha de un parque eólico en Chile en colaboración con Ibereólica Renovables. Ahora, con una nueva operación anunciada, parece clara la vocación de la compañía a la hora de expandir su negocio renovable a nivel internacional.