La dirección de Renault España y los sindicatos han llegado este miércoles a un preacuerdo sobre el contenido del convenio colectivo de la compañía. Nada menos que once reuniones han sido necesarias para llegar a un consenso en materia de costes salariales, flexibilidad, empleo o aspectos sociales para el periodo 2021-2024. El preacuerdo ha quedado pendiente de ser ratificado en las asambleas de los diferentes sindicatos, como paso previo para poder ser firmado.

Los términos en los que se ha cerrado el preacuerdo contemplan una vigencia temporal de cuatro años, desde el pasado 1 de enero hasta el 31 de diciembre 2024, una validez que está condicionada a la efectiva adjudicación de nuevos modelos. Entre las futuras adjudicaciones destaca la asignación de un vehículo nuevo a Carrocería Montaje de Valladolid, adicional al actual Captur y tres nuevos vehículos variantes sobre el actual Kadjar para la planta de Palencia.

La planta de Valladolid producirá un nuevo modelo complementario al Captur

Además de estos nuevos modelos para las plantas castellano leonesas, llegarán  también nuevos motores que serán producidos en la Factoría de Valladolid, así como una nueva caja de cambios específica para versiones híbridas para la planta de Sevilla. Fabricación al margen, se ha incluido en el preacuerdo mantener la sede del Grupo en Madrid así como la continuidad de la actividad de Ingeniería en España, tanto de producto como de proceso.

En cuanto a empleo se refiere, se formalizarán mil contratos indefinidos durante el periodo de vigencia del convenio colectivo y habrá congelación salarial este año y el próximo 2022. Para 2023 se establecerá un incremento de IPC del 0,5% y otro 0,5% adicional si el Grupo Renault cumple los objetivos del Plan RENAULUTION en 2022, que serán fijados por la Dirección y serán oportunamente comunicados.

Dirección y sindicatos se reunirán al inicio de 2023 para evaluar si se han cumplido estos objetivos. Adicionalmente, aquellos trabajadores que cumplan las condiciones para ello podrán suscribir un contrato de relevo en el período 2021-2024, en los términos establecidos en la legislación vigente. Para 2024, el incremento de IPC será del 1%.

En el nuevo acuerdo se establece también la posibilidad de solicitar anualmente un cambio entre los Centros de Trabajo de Palencia y Valladolid con carácter definitivo. El número de personas que se podrán beneficiar de esta movilidad será de en torno a 60 al año, 240 en los cuatro años de vigencia del convenio.

Se prevé asimismo la creación de escuelas de formación y reciclaje con el objetivo de cualificar a trabajadores mayores de 50 años de las cadenas de montaje para que puedan desempeñar otras tareas.