Rafael Nadal ingresará 1,6 millones de euros si gana este domingo su decimotercer Roland Garros. El manacorí es el auténtico rey del histórico abierto francés.

El tenista ha sumado ya alrededor de 20 millones de euros en ganancias brutas por sus presentaciones en el Grand Slam de tierra batida hasta la fecha, con un saldo de doce coronas (este domingo podría conseguir su decimotercera), una cuarta ronda en 2009 y unos cuartos en 2015.

Una auténtica hegemonía que le ha reportado una cifra importante de dinero pero que refleja el límite del negocio del tenis frente al deporte rey.

84 victorias vs 8 partidos

Nadal ha ingresado 20 millones por 84 victorias (sus doce títulos); el cheque a cobrar por el español se ha duplicado en 15 años (de 880.000 en 2005 a 1,6 millones en 2020, con el tope en 2019 de 2,3 millones).

Al actual balón de oro, Lionel Messi, le harían falta solo entre ocho y nueve partidos en el Barça (de cualquier torneo) para ingresar lo mismo que Rafa con sus doce Roland Garros en términos históricos, según cálculos de fuentes del sector. Y si se tomara como referencia el premio de RG de 2019 (sin el impacto del coronavirus), al futbolista le valdría con un partido por cada título del español.

El salario del mejor futbolista del mundo creció año a año desde los tres millones de euros netos en 2007 hasta los 50 millones a partir de 2018 (100 millones brutos). Se especula que esa cifra (que no incluye ingresos publicitarios) hoy sería más alta. En la temporada 2018/2019 jugó 49 partidos y en la última, 43. 

Gestión

El argentino de 33 años ha recaudado 850 millones desde su debut como profesional en 2004 con 17 años. Su patrimonio más allá del fútbol y los patrocinios (con Adidas, Huawei, Pepsi, Gatorade, Lays o Konami) pasa por un puñado de presuntas compras de restaurantes, hoteles y edificios en Barcelona, Mallorca, Ibiza y Rosario no reflejadas en registros oficiales y siempre a la sombra de su padre Jorge y hermano Rodrigo.

Paralelamente, se estima que el patrimonio de Rafa a sus 34 años no está tan alejado del de Leo: asciende a los 300 millones de euros. Su carrera tenística le ha reportado 100 millones de euros: empezó con 15 años y ha conseguido 19 Grand Slams, solo uno menos que Roger Federer.

El manacorí basa también su patrimonio en importantes contratos de patrocinio con Nike y marcas de lujo como Tommy Hilfiger y Richard Mille, además de Mapfre, Kia o Banco Santander; la Rafa Nadal Tennis Academy, y en inversiones inmobiliarias y hoteleras de la mano del 'rey de los negocios' de Ibiza, Abel Matutes, hijo del exministro de asuntos exteriores de José María Aznar.