Los administradores concursales de Pullmantur han alcanzado un principio de acuerdo con los trabajadores para el expediente de regulación de empleo (ERE), que afectará a 350 empleados de la compañía de cruceros.

Según ha informado Data Concursal a Europa Press, el principio de acuerdo aún está pendiente de ratificarse en la asamblea de los trabajadores del lunes 15 de marzo.

La propuesta del ERE consiste en una indemnización de 30 días por año trabajado con un tope de 12 mensualidades, superior a los 20 días que establece la ley.

Los trabajadores irán saliendo de manera progresiva y el abono se hará de forma inmediata en una parte, mientras que el resto, antes de que transcurran seis meses de la ejecución del ERE.

Por otro lado, se acuerda que los trabajadores que salgan tendrán preferencia absoluta para regresar a la compañía, en el caso de que Pullmantur se reflote finalmente.

Pullmantur solicitó en octubre el concurso de acreedores voluntario para sus tres entidades españolas y las cinco maltesas, cuando anunció que también planeaba presentar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE).

La compañía suspendió sus operaciones de cruceros el 13 de marzo de 2020 y desde entonces no ha vuelto a operar. En junio de 2020, sus accionistas anunciaron su decisión de acometer un proceso de reorganización de la compañía, apoyándose en las medidas previstas por la regulación concursal española.