La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) reclama que las pruebas de covid sean gratuitas para las personas que no hayan podido vacunarse y necesiten viajar fuera a fin de que se garantice la igualdad y la no discriminación entre consumidores.

En un comunicado difundido este jueves, la asociación advierte de que aunque el porcentaje de población vacunada contra la covid es “cada día mayor”, los más jóvenes no lo estarán hasta el final del verano o incluso después, una circunstancia que, según apunta la organización, puede alterar los planes vacacionales de muchas familias.

“Sobre todo si tienen previsto viajar a lugares donde se exige algún tipo de prueba de infección negativa, como sucede en numerosos países del extranjero, pero también en Canarias y Baleares”, reza el comunicado.

Según calcula la OCU, el coste aproximado de una prueba de antígenos es de 50 euros, que debe realizarse con una antelación inferior a 72 horas y en dos ocasiones, una para entrar en el país de destino (además de Canarias y Baleares) y otra para el regreso a España. Sin embargo, este coste podría ser superior si el país de destino no acepta test de antígenos y exige una prueba PCR, que cuesta alrededor de 120 euros, según los datos de la asociación de consumidores.

Certificado digital

Por último, la OCU recomienda que se solicite el certificado digital europeo en el caso de los ciudadanos que hayan recibido la pauta vacunal completa o que puedan acreditar haber superado la enfermedad en los seis meses previos a viajar.

Para pedirlo, se puede acceder a la página del Ministerio de Sanidad o a través de los portales web y puntos acreditados de las diferentes comunidades autónomas. A este respecto, la OCU reclama que las regiones que aún no hayan habilitado sitios donde solicitar el certificado aceleren la implantación total del sistema.