La producción industrial registró una subida del 15,1% en marzo frente al mismo mes del año pasado, cuando estalló la pandemia de la covid-19 en España con estrictas medidas de confinamiento y un fuerte parón en la actividad económica.

Según el índice de producción industrial (IPI) publicado este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la subida -del 12,4% ajustada de calendario- supone un fuerte cambio de tendencia tras dos meses consecutivos de tasas negativas, con un descenso del 7,1% en enero que se moderó al 3,7% en febrero.

Estas caídas al inicio del año se produjeron tras un ligero repunte del 2,2% en diciembre, que rompió con un año del IPI en tasas negativas y que llegó a desplomarse un 34% en abril.

De vuelta a marzo, y por sectores, todos presentaron tasas anuales positivas frente a un mes del año pasado en el que este índice cayó un 12% tras las medidas que llevaron a confinar el país desde la segunda quincena del mes.

Los bienes de consumo duradero, los que más aumentaron

Los mayores aumentos se produjeron en bienes de consumo duradero, un 50%, y bienes de equipo, con un repunte del 31 %, todo en datos de la serie original.

Y los menores fueron para energía, 2,1%, y bienes de consumo no duradero, 7,8%.

En cuanto a la variación mensual el IPI subió un 0,4% entre los meses de marzo y febrero, si se eliminan los efectos estacionales y de calendario, un alza 0,5 puntos superior a la de febrero.

Por regiones, la tasa anual de la producción industrial aumenta respecto a marzo de 2020 en 14 comunidades autónomas y disminuye en las otras tres.

Los mayores incrementos se producen en Navarra, Cantabria y Castilla y León mientras que los descensos se dan en Baleares, Extremadura y Canarias.