El precio de la vivienda en alquiler se redujo en abril un 5,5 % con respecto al mismo mes de 2020 aunque moderó su descenso con respecto al mes anterior con una bajada del 0,1 %, según los datos del portal inmobiliario Idealista.

Con todo ello, abril cerró con un precio de 10,8 euros por metro cuadrado, lo que arroja además un descenso trimestral del 1,8 %.

El precio medio de la vivienda en alquiler descendió en cinco comunidades con respecto al mes de marzo siendo las mayores caídas las de Extremadura (1,8 %), Castilla y León (0,8 %), Comunidad de Madrid y Castilla-La Mancha (0,6 % en ambos casos) y Cataluña (0,3 %). Por el contrario, las mayores subidas de rentas se dieron en Galicia (2,3 %) y La Rioja (1,6 %).

La Comunidad de Madrid (13,7 euros/m2) fue la región más cara para alquilar una vivienda en abril seguida de Cataluña (13,4 euros/m2), País Vasco (12,2 euros/m2) y Baleares (11,4 euros/m2). En el lado opuesto de la tabla se situó Extremadura (5,3 euros/m2) y Castilla-La Mancha (5,8 euros/m2).

Por provincias, 14 de ellas registraron caídas en el precio del alquiler con respecto al mes de marzo. Los mayores recortes correspondieron a Badajoz (2,4 %), Burgos (1,6 %) o Teruel (1,4 %) y las mayores subidas se dieron en Huelva (5 %), Pontevedra (4,5 %) o Cuenca (4,4 %).

Barcelona y Guipúzcoa fueron las provincias más caras, ligeramente por delante de Madrid, mientras que Cuenca y Jaén fueron las más económicas.

Barcelona y Guipúzcoa (13,8 euros/m2) fueron las provincias más caras, ligeramente por delante de Madrid, con 13,7 euros/m2, mientras que Cuenca y Jaén fueron las más económicas con un precio de 4,9 euros.

Zamora, la capital donde más cae el precio

Analizando las capitales, durante abril 20 de ellas experimentaron caídas de precio, la mayor en Zamora con un descenso del 2,4 %, mientras que en Soria se dieron los mayores aumentos con el 3,9 %.

San Sebastián (14,7 euros/m2) se situó como la capital más cara para alquilar una vivienda, por delante de Madrid y Barcelona, con 14,5 euros/m2. Ambas alcanzaron su precio máximo en mayo de 2020 y desde entonces ha caído un 17,6 % en el caso de Barcelona y un 13,4 % en el de Madrid.