La colaboración entre la Comunidad de Madrid y Endesa va a llevar a la localidad de Pozuelo de Alarcón, una de las de mayor renta per cápita en España, a convertirse en punto de referencia en materia de recarga de coches eléctricos. Y es que cuando finalice el proyecto dispondrá de la mayor estación de carga ultrarrápida de España para vehículos eléctricos, un proyecto que desarrollarán las compañías Eysa y Endesa en una parcela de la Ciudad de la Imagen propiedad de la Comunidad de Madrid.

La consejera madrileña de Medio Ambiente, Paloma Martín, ha firmado ya el contrato de arrendamiento de dicha parcela, de 6.350 metros cuadrados, sacada a licitación, según un comunicado el Gobierno regional, con la condición de que se implantase en ella una estación de recarga de vehículos eléctricos. De esta forma, está previsto que el proyecto arranque con la instalación de diez estaciones dobles de recarga ultrarrápida  de 150 kW, lo que permitirá a 20 vehículos recargar de forma simultánea el 80% de su batería en unos 15 minutos. Además, de esos puntos de recarga, la instalación contará con otras cinco estaciones dobles de carga semirrápidas  de 22 kW, con lo cual la capacidad total de la 'electrolinera' en esta primera fase será de 30 plazas de recarga.

Según la Consejería, esta estación de recarga será una referencia como la de mayor potencia para la recarga de vehículos eléctricos, al situarse en un punto neurálgico de la capital, cerca de tres vías principales como son la carretera de circunvalación M-40, la A-5 y la M-511, y muy cerca de la estación del Metro ligero.

Este campo de recarga utilizará tecnología aplicada para accesos, gestión y pago que se realizará mediante la plataforma ElParking, y tendrá tecnología de apertura por matrícula o aplicación informática. Con este sistema tecnológico los usuarios ahorrarán tiempo y dinero, digitalizando los accesos y el pago, ya que no necesitará sacar ticket y abonar la estancia de forma manual, sino que se realizará automáticamente de forma segura al salir de la instalación.

Endesa ha señalado, a través de una nota de prensa, que el objetivo es que este punto de recarga sea una referencia europea y el origen de la expansión del proyecto en sucesivas fases y acompañar a la demanda que tendrá la movilidad eléctrica en los próximos años.

Eliminar trabas administrativas

Un primer paso en una de las regiones con mayor relevancia en el coche eléctrico en España por volumen de matriculaciones, pero que no impide que organizaciones como Transport and Environment (T&E) y Ecodes sigan reclamando al Gobierno llevar a cabo "una inversión suficiente" dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que permita el desarrollo de la infraestructura de recarga eléctrica en toda España.

En un comunicado conjunto en el que destacan que España se encuentra a la cola de Europa en lo que a puntos de recarga eléctrica se refiere, apuestan por elaborar una nueva normativa que elimine las trabas administrativas que, según ellos, están retrasando el despliegue de estos puntos. Ambas organizaciones consideran vital contar con una red de recarga potente a nivel nacional y amplia en todo el territorio para cumplir el objetivo establecido en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) de alcanzar los cinco millones de vehículos eléctricos para 2030.

Según un estudio de la consultora Everis para Transport and Environment y Ecodes, para cumplir con la metas fijadas harían falta más de tres millones de puntos de recarga eléctrica en el ámbito privado para 2030. En cuanto los puntos de recarga eléctrica públicos, en los dos escenarios analizados en el estudio se maneja una horquilla de entre 220.000 y 290.000 estaciones. La inversión total necesaria para llevar a cabo este despliegue podría superar de nuevo los 13.000 millones de euros, de los que el sector público aportaría alrededor de un 24% de la infraestructura pública y un 11% de la privada.