Plus Ultra realizó 58 vuelos entre China y España entre abril y diciembre de 2020, cuando la pandemia obligó a programar operaciones de urgencia entre ambos países para transportar material sanitario, según los registros del gestor aeroportuario Aena.

Hasta entonces, la aerolínea no volaba al país asiático, aunque en las cuentas de la empresa consta que en los últimos años había alcanzado acuerdos con Ctrip, un proveedor chino de servicios de viaje. Además, contaba con cuatro aviones -dos A340-300 y otros dos A340-600-, aunque acabó el ejercicio con solo un A340-300, tal y como avanzó Vozpópuli.

Con el coronavirus las normas se flexibilizaron para transportar material sanitario de manera excepcional y urgente. El Gobierno central y los autonómicos contrataron a algunas aerolíneas para operar estos vuelos especiales de suministro, entre ellas a Iberia o Air Europa (la primera ya había operado antes en China), pero también a Plus Ultra (aunque de manera indirecta).

Plus Ultra se situó en el 'top 10' de aerolíneas con más tráfico entre China y España

De esta forma, en 2020 Plus Ultra se situó en el 'top 10' de aerolíneas con más tráfico entre China y España, por delante incluso que Air Europa, que operó 51 vuelos el pasado año, según los registros de Aena. De hecho, el accionista y consejero de Plus Ultra, Hugo Castaño Vega, relataba en una entrevista realizada en mayo cómo habían convertido sus aviones de pasajeros para transportar carga.

"Tenemos la ventaja de la juventud, la flexibilidad y el tamaño. Hemos podido mover rápidamente la estructura y nos hemos convertido en una compañía carguera para volar a China, sobre todo. Eso ha exigido una serie de certificaciones que se han solicitado de una manera muy veloz. Esta rapidez es algo que las grandes compañías no tienen, siempre son más lentas a la hora de adaptarse", comentaba.

En la citada entrevista, Castaño Vega explicaba que "la Unión Europea instó a todos los gobiernos a que facilitaran las autorizaciones para que se pudieran traer estos bienes sanitarios" y, en este sentido, "la colaboración ha sido muy fuerte tanto por parte de EASA como de AESA", las agencias europea y estatal de seguridad aérea.

Captura de pantalla del mensaje compartido en Linkedin por el charter department manager de Plus Ultra.

Plus Ultra, subcontratada

En uno de sus últimos informes financieros, Plus Ultra reconocía que "la empresa ha podido generar ingresos durante esta pandemia adaptando su estructura para realizar vuelos de carga de material sanitario y repatriación de pasajeros. Esto ha dado la tesorería necesaria para el sustento económico de la compañía".

"Las medidas adoptadas por la compañía desde el inicio del Covid-19 han sido los siguientes: expedientes de regulación temporal de empleo (ERTEs), renegociación de los contratos de arrendamientos operativos de aeronaves y motores, renegociación de los contratos de suministro de combustible, reducción salarial temporal, adaptación de aeronaves para carga de material sanitario, realización de vuelos humanitarios, reducción de flota y reducción de otros costes", esgrime en sus últimas cuentas firmadas en agosto de 2020.

Sin embargo, en el portal de contratación del Estado no constan hasta el momento contratos públicos a la aerolínea Plus Ultra con este objeto, según ha podido cotejar Vozpópuli. Fuentes solventes informan a este periódico de que el motivo es que la aerolínea operaba los vuelos 'públicos' adjudicados a otras empresas de transporte aéreo y que, a su vez, colaboraban con Plus Ultra.

Una de ellas es One Airways, una aerolínea que se adjudicó por la vía de urgencia un contrato de la Dirección General de Recursos Económicos del Servicio Canario de la Salud por valor de 1,12 millones de euros para operar vuelos de material sanitario entre Shanghái y Gran Canaria, según ha podido comprobar este periódico. A su vez, esta empresa subcontrató a Plus Ultra para operar esos vuelos.

Según publica el diario canario El Día, los grupos de la oposición en el Parlamento de Canarias -Coalición Canaria, PP y Ciudadanos- pedirán explicaciones al Gobierno regional sobre estos vuelos y por qué contrató a One Airways, propiedad del venezolano Óscar Trujillo.

Otra de las empresas para las que Plus Ultra operó en China es SummerWind GSA, según han avanzado las propias empresas en redes sociales. Esta es una "agencia de ventas" española que también fue contratada en julio de 2020 por el Gobierno de Nicolás Maduro para organizar un vuelo de repatriación de venezolanos desde Madrid a Caracas, según publicó El Universal. Este vuelo lo operaba Plus Ultra.

Sobre el resto de vuelos de Plus Ultra a China (29 si se tiene en cuenta que se contabilizan idas y vueltas), este periódico no ha encontrado datos. Ya en 2021 no ha operado vuelos a China, aunque sí a Venezuela. Tal y como desveló Vozpópuli, la aerolínea es la única que ha retomado las operaciones entre Madrid y Caracas, mientras el resto de compañías aéreas esperan a que las autoridades venezolanas reabran su espacio aéreo, cerrado desde marzo a los vuelos comerciales.