Plus Ultra ha cesado a Fernando González Enfedaque, uno de los empresarios que en 2011, junto a Julio Martínez Sola, fundó la aerolínea española participada por capital venezolano, según ha podido saber Vozpópuli. González Enfedaque fue condenado hace algo más de un año, a finales de 2019, por delito fiscal.

De acuerdo a información de Plus Ultra solicitada por este diario al Registro Mercantil, Rodolfo José Reyes Rojas, en representación de la sociedad FlySpain, comunicó el pasado día 8 de enero el cese de Fernando González Enfedaque como representante de su empresa, en su condición de consejera de la aerolínea.

El venezolano Rodolfo José Reyes Rojas, relacionado con el régimen chavista, está también al frente de la sociedad Snip Aviation, propietaria de más del 45% del capital de Plus Ultra.

Además, Plus Ultra también ha cesado como consejera a la sociedad Welcoming Internacional, S.L., con participación en la aerolínea y también representada en el consejo de administración de la aerolínea por González Enfedaque, según consta en el Registro Mercantil.

Esta sociedad, en la que ahora figura como administradora única Virginia González Zuinaga, dependía hasta hace poco de FlySpain, con la que el venezolano Reyes también participa en Plus Ultra.

Condenado por delitos fiscales

La salida de Enfedaque del Consejo de Administración de la aerolínea se produce de manera casi simultánea al rescate del Gobierno a Plus Ultra con 53 millones de euros, aprobado por el Consejo de Ministros el 9 de marzo; pero un año después de que el directivo fuese condenado.

Fernando González Enfedaque, fundador de Air Madrid y presidente de la aerolínea hasta que esta fue adquirida por el empresario hotelero José Luis Carrillo, fue condenado el pasado mes de febrero por delitos fiscales.

Según publicó El Correo en febrero de 2020, el exdirector de la Hacienda de Gipuzkoa y exsenador del PNV Víctor Bravo fue condenado a siete años de cárcel por tres delitos fiscales en torno a la mercantil Glass Costa Este Salou.

El diario informó también que el socio de Bravo, González Enfedaque, fue condenado a 11 meses y 29 días de prisión y a una multa de 1,5 millones de euros. Las acusaciones habían pedido una pena de cárcel para el fundador de Plus Ultra de cuatro años y medio, pero su pena fue rebajada porque durante el juicio devolvió un millón de euros.

Comisión de investigación

Plus Ultra está en el ojo del huracán. Por un lado, por la condena de su fundador y el hecho de que al menos el 57% de la compañía sea propiedad de empresarios venezolanos cercanos al chavismo y vinculados con sociedades 'pantalla' en destinos 'opacos' como Barbados y Aruba, tal y como destapó Vozpópuli.

Además, se cuestiona uno de los motivos aportados por el Gobierno para aceptar dicha solicitud de rescate: su importancia para la economía española. El peso de Plus Ultra en la conectividad aérea de España era ínfimo: en 2019, justo antes de la pandemia, la aerolínea apenas operó 823 vuelos, el 0,03% del total. En consecuencia, ocupaba el puesto número 166 en el ranking por tráfico en España.

Las dudas sobre el carácter "estratégico" de la aerolínea para ser rescatada y sobre los propios dirigentes de la empresa han provocado que algunos partidos pidan explicaciones al Ejecutivo. El Grupo Parlamentario Popular ha solicitado a la Mesa del Congreso de los Diputados abrir una comisión de investigación sobre el rescate a la aerolínea 'venezolana'.

El caso también ha llegado a Bruselas. El vicepresidente del Grupo Popular Europeo, Esteban González Pons, ha pedido a la Comisión Europea una respuesta escrita sobre la concesión de ayudas a esta empresa. El eurodiputado de Ciudadanos, Luis Garicano, también ha remitido una carta a la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, para aclarar este asunto.

Finalmente, Vox ha presentado una querella en el Tribunal Supremo contra los miembros del Gobierno y los responsables de la SEPI al considerar que la aerolínea no cumple los requisitos para ser rescatada.