Fernando González Enfedaque y Julio Martínez Sola, los empresarios que fundaron en 2011 la aerolínea Plus Ultra, que acaba de ser agraciada con una ayuda pública de 53 millones de euros, cuentan con un curriculum polémico.

Ambos estuvieron al frente de la quebrada Air Madrid, que en las navidades de 2006 dejó en tierra a decenas de miles de pasajeros al suspender sus actividades. González Enfedaque fue condenado el pasado año a once meses y 29 días de prisión y a una multa de un millón y medio de euros por delitos fiscales.

El 15 de diciembre de 2006, Air Madrid cesó por sorpresa su actividad, horas antes de que la Dirección General de Aviación Civil procediera a retirar a la aerolínea la licencia para operar por reiterados incumplimientos en materia de mantenimiento de sus aviones que afectaba a la seguridad.

El hoy Ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, archivó la causa contra Air Madrid siendo juez en la Audiencia Nacional

Se llegó a informar que, en total, más de 100.000 pasajeros se habían visto afectados por el cierre de Air Madrid, la mayoría de ellos inmigrantes suramericanos que se disponían a volver a casa por Navidad.

La suspensión de los vuelos por parte de la compañía fue denunciada ante la Audiencia Nacional por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), por un presunto delito de estafa, ya que la empresa habría vendido billetes de viaje a pesar de que su situación bordeaba el cierre.

Julio Martínez Sola tuvo que declarar ante el entonces juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande Marlaska como imputado. El hoy Ministro de Interior en el Gobierno de Pedro Sánchez archivó la causa entendiendo que los gestores de la aerolínea no habían tenido voluntad de cumplir sus compromisos con los clientes.

Acreedores de Air Madrid han sido citados a finales de este año para recuperar parte de su dinero

La aerolínea fue declarada en concurso necesario de acreedores en enero de 2007, con un pasivo cercano a los 145 millones de euros. La quiebra de la compañía todavía sigue siendo a día de hoy un quebradero de cabeza para muchos de sus acreedores.

En la administración del concurso se creó una Comisión de Vigilancia que en la actualidad está activa, y que hace un año citó a los acreedores con créditos subordinados para solicitar el abono de los mismos, con una quita del 50%, entre el próximo 1 de septiembre y 23 de diciembre de 2021, lo que da idea de lo farragoso y complejo de la quiebra de Air Madrid.

Fernando González Enfedaque, fundador de Air Madrid, presidente de la aerolínea hasta que esta fue adquirida por el empresario hotelero José Luis Carrillo, fue condenado el pasado mes de febrero por delitos fiscales.

Según publicó El Correo en febrero de 2020, el exdirector de la Hacienda de Gipuzkoa y exsenador del PNV Víctor Bravo fue condenado a siete años de cárcel por tres delitos fiscales en torno a la mercantil Glass Costa Este Salou.

El diario informó también que el socio de Bravo, González Enfedaque, fue condenado a 11 meses y 29 días de prisión y a una multa de 1,5 millones de euros. Las acusaciones habían pedido una pena de cárcel para el fundador de Plus Ultra de cuatro años y medio, pero su pena fue rebajada porque durante el juicio devolvió un millón de euros.