El "supervisor general" de Plus Ultra (así se define) desde que se creó la aerolínea hace casi diez años, Antonio Vicente Grueso, arrastra en su haber la quiebra de la aerolínea española Air Asturias, que cesó sus operaciones a principios de 2007, apenas un año después de su creación a finales de 2005.

Air Asturias, la primera aerolínea de capital asturiano, nació con el objetivo de conectar el aeropuerto regional con una quincena de destinos, aunque eso nunca ocurrió. La empresa, que solo contó con un avión en alquiler, voló nada más que a cuatro ciudades: París, Lisboa, Roma y Madrid.

En realidad, aunque la aerolínea nació a finales de 2005, sólo operó durante dos meses, entre noviembre de 2006 y enero de 2007, cuando echó el cierre dejando a un centenar de empleados en la calle. Los promotores de Air Asturias atribuyeron el fracaso empresarial a que las franjas horarias adquiridas (conocidas como slots) no eran las más rentables y a la falta de subvenciones por parte del Principado.

Plus Ultra- Air Asturias
Imagen de un avión de Air Asturias, un antecedente de Plus Ultra. Efe

Vicente Grueso comenzó a ejercer como director general de Air Asturias a mediados de 2006, en el ecuador de la corta trayectoria de la aerolínea. Grueso es piloto de aviación comercial especializado, según expone él en su Linkedin, en aviones Airbus 340, los mismos que, como informó este medio, ha utilizado y/o alquilado Plus Ultra.

Fuentes conocedoras señalan que los de Plus Ultra son aviones tan anticuados (alrededor de veinte años de vida) y baratos como igualmente preparados para el transporte de importantes volúmenes de carga junto al de personas en vuelos transatlánticos.

Paralelismos con Air Madrid

La breve historia de Air Asturias guarda paralelismos con la de Air Madrid, otra aerolínea que sólo duró tres años y de la que salieron los empresarios que luego fundarían Plus Ultra, ahora rescatada por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales con 53 millones de euros.

Air Asturias y Air Madrid compartían accionistas mayoritarios

Este medio ha podido confirmar que Air Asturias y Air Madrid compartían de hecho accionistas mayoritarios (la sociedad Celuisma). Air Madrid, como ya informó Vozpópuli, quebró dos años después de crearse, también en 2007, dejando varados en el aeropuerto de Madrid-Barajas a miles de viajeros latinoamericanos en la Navidad de 2006.

Además, el ahora ministro del Interior y entonces juez de la Audiencia Nacional, Fernando Grande-Marlaska, acabó exonerando a los gestores de Air Madrid del delito de estafa porque, esgrimió el juez, los propietarios habían vendido los billetes sin saber que la aerolínea quebraría semanas después.

Enlace de Plus Ultra con Venezuela

Parte de los responsables de la aerolínea madrileña fundaron en 2011 Plus Ultra, con ascendente apoyo y financiación venezolana. Según apuntan fuentes conocedoras a Vozpópuli, Antonio Grueso fue impuesto en Plus Ultra por Julio Martínez, enlace con los venezolanos, que comenzaron a tantear su entrada ya en el mismo año 2011.

Vozpópuli ha podido contrastar la vinculación entre Grueso y el entorno de un importante empresario aeronáutico venezolano en sociedades creadas en España, así como también nexos entre estas y Plus Ultra. Todos ellas además compartirían asesoría jurídica en nuestro país.

Dos venezolanos que aparecen en los Papeles de Panamá inyectaron 2,5 millones en Plus Ultra
A fecha de febrero de 2021, Plus Ultra solo tenía un avión.

"Vicente Grueso parecía un inepto, un impresentable; su currículum parecía un copia y pega, pero Martínez le impuso; es como si a él Grueso le tuviera cogido con algo", dicen fuentes conocedoras a este medio. El propio Julio Martínez declaró ante Marlaska por la presunta estafa con Air Madrid y fue finalmente exonerado.

Su socio en la creación de Plus Ultra en 2011, Fernando González Enfedaque, fue condenado en 2020 a 11 meses y 29 días de prisión y a una multa de 1,5 millones de euros por delitos fiscales en torno a la mercantil Glass Costa Este junto al el exdirector de la Hacienda de Gipuzkoa y exsenador del Partido Nacionalista Vasco Víctor Bravo, informó El Correo.

Julio Martínez, quien tendría a Grueso por "mano derecha" en Plus Ultra, compartió sociedad con Enfedaque

La sociedad Glass Costa Este por la que fue condenado Enfedaque tiene entre sus apoderados otros dos nombres que han mediado en la creación de Plus Ultra, según han apuntado a este medio fuentes conocedoras, Francisco Xavier García Fernández y Patricia González Zuinaga.

García Fernández y Patricia González Zuinaga coinciden en Arcum Management SL con Virginia González Zuinaga y un exalcalde del PNV. Julio Martínez, quien tendría a Grueso por "mano derecha" en Plus Ultra, compartió sociedad con Enfedaque, García Fernández y Virginia González Zuinaga en Glass Hoteles 2002 SL.

Vozpópuli ha intentado obtener la versión de Antonio Grueso contactando tanto directamente con él como a través de la escuela de pilotos a la que pertenece, Globaltrainingaviation, pero no ha conseguido respuesta en el momento de publicación de este artículo. Tampoco la ha conseguido de la propia Plus Ultra.

Tras la publicación de este artículo, desde Globaltrainingaviation se pusieron en contacto con este medio para aclarar que Antonio Grueso ya no forma parte de la empresa.

Nuevo canal de debate

Debido a los trabajos de mejora que estamos desarrollando en Vozpópuli, suspendemos temporalmente la sección de comentarios. En los próximos días pondremos a disposición de nuestros lectores un nuevo canal de debate en el que podrán seguir trasladándonos como hasta ahora sus ideas y opiniones.